Huracán Dorian: el hombre que salió a rescatar a su hija y salvó a 200 personas

Glen Rolle era uno de los tantos habitantes de las islas Bahamas que lo único que quería era sobrevivir el paso del destructor huracán Dorian por la zona. Pero cuando recibió una llamada en la que le advertían que su hija de 13 años estaba en peligro en casa de su madre, salió sin dudarlo con un grupo de personas para rescatarla.

Lo que no sabía es que se esa convertiría en una operación que salvaría hasta 200 vidas, según su cuenta.

Rolle, que vive en Mayfield Park en el área de Freeport, salió con sus acompañantes, dos tractores prestados y motos de agua y botes para poder transitar el terreno anegado por las crecientes aguas, según cuenta el portal The Nassau Guardian. En el camino hacia la casa en la que se encontraba su hija, iban rescatando gente de los tejados.

“El domingo por la noche comenzamos a recibir llamadas telefónicas de que el nivel del agua estaba aumentando”, contó. “Mi hija fue una de las que llamó, pero para cuando llegamos allí, no podíamos hacer nada porque estaba oscuro y el viento soplaba con fuerza”, agregó.

“Entonces, el lunes por la mañana, alrededor de las 7, fuimos allí”, contó. “De hecho, casi me arrastra el agua cuando iba manejando. La misma ola que nos atrajo, nos empujó de regreso ”, recordó.

Rolle continuó: “Entonces volvimos a llevar el auto a la bahía; cuando mirábamos hacia abajo y la lluvia disminuía un poco, podíamos ver gente en la cima de sus techos. Nos hacían señas, pero no podíamos llegar a ellos, porque en ese momento los vientos soplaban entre 150 y 160 mph (millas por hora)”.

Rolle contó que el trayecto fue peligroso, y que muchas veces tuvieron que dar la vuelta debido al viento. “Llegamos a las 19.30” contó. Luego prepararon todo para rescatar a los presentes el martes por la mañana. “En ese momento sólo se podían ver los techos de las casas”, recordó.

Lee también:  Brutal asesinato de una joven en Argentina, Neuquén

“Así que a primera hora del martes por la mañana, estaba en el centro de Freeport. Intentamos volver allí, pero no pudimos. El agua era como cuatro pies en el camino (cerca de 1,2 metros). Entonces, literalmente tuvimos que saltar del auto, subirnos a otro vehículo que pudiera llegar a ese lado, y así fue como regresamos”.

El rescate se iba a realizar en motos de agua, pero lo demoraron porque uno de los rescatistas tuvo que volver para salvar a su hermano, que estaba trepado a un árbol, y a su esposa, que nunca encontraron a pesar de que “era una buena nadadora”.

Sobre el hombre que sí pudieron rescatar, destacó que tenía “el noventa y cinco por ciento de su cuerpo sin piel, porque estuvo atrapado contra el árbol durante aproximadamente 24 horas”. En este punto pudo llegar hasta su hija y rescatar a todos los presentes: un bebé de cinco meses, un niño de cuatro años, dos mujeres y un hombre.

Los rescates siguieron en esa zona: “Básicamente sacamos a todos. Sólo tuvimos alrededor de dos vidas perdidas en esa área ”. “Desde allí nos fuimos y pasamos por el Puente Casuarina. El agua en ese momento todavía era de unos siete a ocho pies (más de dos metros)”, agregó.

Rolle recordó con los ojos llenos de lágrimas que fue en ese momento que comenzaron a ver cuerpos flotando y comenzaron a llevarlos a un lugar seco, pero pronto les ordenaron detenerse. “La madre de uno de mis amigos falleció. Entonces la trajimos ”, dijo. “Después de eso, la policía finalmente llegó a la escena. Entonces nos dijeron que no trajéramos más cadáveres”, explicó.

De vuelta a los rescates, Rolle contó cuando se encontraron con una mujer con una hielera. “Nos preguntamos por qué tenía este refrigerador con ella. Entonces, le dijimos: “No tiene que traer el refrigerador”. “Cuando abrió el refrigerador, vimos a su bebé, viva. El bebé lo logró”. “Nunca había visto algo así en todos mis días”, finalizó.

Fuente: MDZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<