People demonstrate against the government of Chilean President Sebastian Pinera in Santiago, on November 9, 2019. Demonstrators in Chile set a university building ablaze and ransacked a church Friday at the close of an otherwise peaceful rally marking three weeks of unprecedented protests against social and economic inequality. / AFP / RODRIGO ARANGUA

Debate al rojo sobre el vandalismo a estatua del general Manuel Baquedano

Descendientes, historiadores y experto en la Guerra del Pacífico tienen opiniones dispares respecto al uso que los manifestantes han dado al monumento del militar.


Han transcurrido casi 25 días desde el estallido social y las imágenes de manifestantes en la Plaza Baquedano han dado la vuelta al mundo, tanto por las masivas convocatorias como por los incidentes ocurridos en el lugar.

De esto último, lo que mayor indignación ha generado en un sector de la ciudadanía es la vandalización a la estatua del general que planeó la toma del Morro de Arica, en la Guerra del Pacífico.

Si bien el general Manuel Baquedano no se casó y tampoco tuvo descendencia directa, por el lado de sus hermanos sí hubo. Por ello, sus descendientes tienen opiniones diversas respecto a lo ocurrido.

Uno de ellos es Luis Baquedano, dirigente de Unión Española, quien confesó a La Cuarta: “Esto habla muy mal de quienes cometen estos actos. Son personas que no tienen respeto por la historia”.

Mientras que uno de los familiares del sur, identificado con las iniciales P.V.B., sostuvo que “está bien que la gente se manifieste. Es legítimo. Entregan un mensaje que debe ser leído por todo el mundo”.

Estudiosos de la Guerra del Pacífico también tienen opiniones dispares. “Es pésimo. Demuestra el poco conocimiento histórico. Desde 1928 se usó para resaltar la unidad y los triunfos en Chile. Nunca antes hubo desmanes porque Baquedano representaba la victoria del país y no del Ejército. Más encima, botaron la estatua del soldado que vigila, que representa al roto chileno”, dijo Mauricio Pelayo, estudioso del conflicto que mantuvo en guerra a Chile con Perú y Bolivia entre 1879 y 1884.

Lee también:  Piñera anunció plebiscito ratificatorio de nueva constitución y reintegración de policías retirados

Mientras que María Elisa Fernández, historiadora de la Universidad de Chile y experta en este conflicto bélico, aseguró que “Baquedano es uno de los personajes históricos asociados a diferentes partidos políticos, pero es neutro. La derecha lo respeta por lo hecho durante la ‘Pacificación de la Araucanía’ y la izquierda, conformada por radicales, por haber sido conciliador”.

Fernández aseguró que la Plaza Baquedano “es la mejor vitrina para manifestarse, porque la gente quiere que lo que se grabe sea visto por los chilenos, políticos locales e internacionales. O sea, qué mejor que una estatua”.

Mientras que el historiador Cristóbal García-Huidobro señaló que “no se le conoce tanto como se debería. Por lo que más destaca es su condición de general en la guerra, pero esas cosas hoy no son muy relevadas a nivel educacional”.

Además, sostuvo que “es uno de tantos personajes. Baquedano queda fuera del elenco porque, por ejemplo murió en la comodidad de su casa, mientras que Prat en la cubierta del Huáscar. No tiene la condición de héroe”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<