SANTIAGO – El Juzgado Séptimo de Garantía de Santiago ordenó hoy – viernes 15 de octubre – la prisión preventiva de Héctor Ángel Espinos Valenzuela, exdirector general de la Policía de Investigaciones, acusado por el Ministerio de Asuntos Públicos de defraudar fondos públicos, lavar dinero y falsificar un instrumento público. Delitos ilegales cometidos en 2015-2017 en la ciudad.

En resolución (caso 22.175-2020), la jueza de la jueza Carla Cappello Valle ordenó la internación de Espinos Valenzuela en una prisión preventiva, al considerar que la libertad del imputado constituía una amenaza para la seguridad de la sociedad. Además, el período de investigación se fijó en cuatro meses.

Al decidir sobre la necesidad de la cautela, el juez Cappello Valle se preguntó que el ex detective “ha sido imputado por tres delitos que son punibles en sí mismos con delitos sin considerar la reincidencia del delito, aumentando la posible pena”. Pero además, el imputado era el director general del PDI el día del crimen. No estamos hablando aquí de un funcionario del departamento de bienestar social o de una rama menor de la organización, sino de la máxima autoridad profesional de la institución policial, la cual, de acuerdo con su mandato legal, debe investigar los delitos y también contribuir a mantener la ley de paz pública; es decir, la máxima autoridad de la entidad que debe velar por la prevención del delito y la prevención de los actos contra el Estado ”.

Asimismo, el juez consideró que, en este caso, Espinosa Valenzuela “tiene sospecha razonable de que está destinando fondos públicos a sus bienes muebles por montos cercanos a los 150 millones de pesos. Por estas razones, se cree que su libertad en realidad amenaza la seguridad de la sociedad, y la prisión preventiva es proporcional a la pena que puede resultar en sanción penal por la sanción impuesta y la reincidencia del hecho. naturaleza efectiva ”.

Durante la audiencia formal que comenzó el miércoles pasado, María Magdalena Neira Cabrera, esposa de Espinos Valenzuela, también fue imputada como responsable del delito de lavado de activos; y Eduardo Esteban Villablanca Inostroza, comisionado del PDI, a quien la Fiscalía identifica como autor del delito de blanqueo de capitales y cómplice del delito de apropiación indebida de fondos públicos.

En sus casos, el tribunal aceptó la solicitud del Ministerio de Asuntos Públicos y ordenó arresto domiciliario nocturno parcial y arraigos nacionales para Neira Cabrera; Mientras tanto, Villablanca Inostroza fue objeto de medidas preventivas en forma de arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de comunicarse con los coacusados.

Gastos reservados
Según el fiscal, en 2015-2017, el comisionado de policía Eduardo Esteban Villablanc Inostroza, quien se desempeñaba como asistente del entonces director general de la Policía Civil, Héctor Ángel Espinos Valenzuela, realizó al menos 53 depósitos en efectivo en diversas cuentas bancarias pertenecientes a la acusó a Espinosa ya su esposa María Magdalena Neira Cabrera.

Depósitos fraccionarios que permitirían al matrimonio Espinosa Neira apropiarse de un total de $ 146.000.000 (ciento cuarenta y seis millones de pesos), equivalente al gasto reservado asignado al director general de PDI.

Asimismo, los imputados realizaron una serie de operaciones para ocultar el origen del dinero, confundirlo con bienes legítimos con el fin de integrarlo al sistema económico formal.

Finalmente, Espinosa Valenzuela realizó declaraciones juradas engañosas ante la Oficina del Revisionista General de la República sobre el uso y asignación de fondos destinados a gastos reservados a instituciones destinadas a encubrir el robo de algunos de estos fondos.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *