Así es su nuevo disco

Así es su nuevo disco


Era uno de los lanzamientos esperados de la temporada; Rey, el cuarto álbum de Camila Moreno, es probablemente uno de los trabajos más ambiciosos de la cantautora, que ha hecho del riesgo uno de los ejes de su carrera.

En sus veinte tracks, el álbum sucesor del celebrado Mala Madre (2015) desarrolla una historia, es decir, se trata de un disco articulado en torno a un concepto desarrollado en el universo cyborg. Un campo en que la artista adelantó con su obra audiovisual desarrollada en los últimos años; allí está X y M, la historieta trabajada en formato digital, que funciona como una suerte de precuela del álbum.

Como un preludio al universo en tensión del disco, Moreno fue una de las invitadas al primer show masivo desde la pandemia y su figura además fue proyectada en Times Square. Supone además un regreso a los escenarios tras la pausa que se impuso en 2018, tras editar el álbum en vivo Pangea (que además incluyó documental, un cortometraje, un cómic y un libro). Un período en que aquilató la propuesta que se escucha en los surcos de Rey y además generó revuelo con una polémica detención en el Paseo Ahumada..

De alguna forma, el ideario cyborg desarrollado sobre la tensión entre el género, el hombre y el animal, cruza la definición estética de la obra. «Es el primer disco verdaderamente conceptual de mi carrera», cuenta Moreno en un comunicado de prensa. «Se desprejuicia más que los anteriores con respecto al pop y los sonidos urbanos, pero manteniendo su centro en la oscuridad y en las ganas de experimentar, de llegar a nuevos e insospechados lugares».

Por ello, la historia de Rey, es la de una niña cyborg criada por una manada de perras. «Siempre me han gustado las historias de los niños ferales, niños criados por perros o gallinas y la idea de que la cultura puede moldearte, sin olvidar la posibilidad de librarnos de eso».

«Es un disco que plantea cómo existe el amor y el erotismo en los márgenes establecidos, y cómo podemos correrlos de lo que entendemos por posible -explica-. Es una historia de amor, erotismo y revolución; tiene que ver con el goce y el dolor, también con el cuestionamiento de los límites del género, por eso muchas veces hablo en masculino, con esta disposición irónica hacia la posibilidad de ser hombre».

Experimento desde la oscuridad

En cuanto a la música, Moreno profundiza en una propuesta que cruza estilos y diseños sonoros. Son piezas trabajadas junto al productor Iván González, que a menudo prescinden de la estructura tradicional verso-coro. En la escucha se notan las percusiones de máquinas, voces comprimidas y paisajes sonoros etéreos, alternados con momentos en que el ruido pasa al frente. La voz de Moreno, flota entre los instrumentos con su habitual expresividad y sentido crítico.

«Es un giro hacia un sonido más electrónico y también es un experimento que juega con el pop y el rock, desde la oscuridad siempre -explica-. En mis álbumes anteriores miré hacia atrás, investigué tópicos como la inquisición y me inspiré en lo orgánico de la naturaleza. Ahora existe una reflexión sobre cómo estamos ligados a la máquina y al animal, por eso es un disco acompañado de una historia de ciencia ficción».

Para la artista, el álbum supone una mirada hacia un universo desarrollado más allá de la música. Junto a sus puestas en escena y la serie animada, supone el desarrollo de un interesante proyecto transmedia, que rebosa los límites tradicionales de la difusión musical. Ella lo tiene claro. “Rey es un disco que tira una flecha hacia el futuro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *