así luce su vida 14 años después de Mekano

así luce su vida 14 años después de Mekano


Cuando ya han pasado 14 años desde que acabó el exitoso programa juvenil Mekano (Mega), muchas de sus figuras han tomado caminos alejados de las cámaras.

Una de ellas es Pía Cichero, quien era una de las más populares en el «team», e incluso estuvo a cargo de conducir el espacio durante un periodo.

Con el tiempo, ella ha incursionado en distintas especialidades.

En pararelo a la mejor etapa de Mekano, participó en el grupo de electropop Lulú Jam, el cual se lució con hits como «Chocolate bom» y «Bombonéame». Más tarde, ya en el 2011, estuvo en Ambar, proyecto en que incursionó con el baterista de Saiko.

Zumba y familia

En 2015, contó que se convirtió en instructora de zumba, al conseguir con certificado internacional tras tomar clases en San Francisco, Estados Unidos.

En aquel entonces, contó a LUN que se encontraba terminando sus tesis para convertirse en periodista, tras haber realizado su práctica en TVN.

Ahora, ya con 38 años, Cichero está emparejada con José Reyes, también exchico Mekano, con quien tiene dos hijos, Vicente y Trinidad, quien nació a principios del 2020.

De hecho, en 2016 estuvo en el programa Mujeres primero (La Red), donde presentó a su pequeño hijo ante la cámara, quien por entonces era solo un bebé. «Hace tiempo quería ser mamá, la verdad» reveló ahí. «Había tenido una pérdida antes, entonces me había quedado con el entusiasmo y la ilusión de ser mamá».

«Fuimos mejores amigos de antes, nos tenemos confianza y cariño», contó ella en 2018 en conversación con LUN sobre su pareja. «Con el tiempo se fue dando el amor».

En el plano laboral, desde el año pasado colabora con amiga —excompañera de Mekano— Ruth Gamarra, en el proyecto de la Feria de Emprendedores Chile.» Necesitaba una mujer power y de confianza», reveló Ruth tiempo atrás.

Una rifa, dos departamentos

Ahora, hace unos días, Cichero anunció en redes sociales que hará una rifa en que el premio serán dos departamentos (de 2 y 3 dormitorios) ubicados en la comuna de La Cisterna; los boletos tienen un precio de 5 mil pesos.

De hecho, recientemente, consultada por Página 7, planteó lo complicado que es para alguien acceder a un bien raíz, pero «pero sí tiene para comprarse un ticket y ese valor es accesible para cualquier persona».

«Lo que yo estoy haciendo es como una corredora de propiedades, pero en la parte comunicacional», explicó ella. «En vez de ir a mostrar la casa, la muestro en redes, y a través de la rifa, me puedo ganar una comisión que necesito, porque tengo dos niños».

El sorteo será durante los primeros días de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *