La gimnasta estadounidense Simone Biles ha abandonado la final por equipos de gimnasia artística de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esto, por un «problema médico» tras la primera rotación, en caballete, después de dejar el centro para ser atendida y quedarse fuera de la segunda rotación.

«Simone Biles se ha retirado de la competición final por equipos debido a un problema médico. Será evaluada diariamente para determinar la autorización médica para futuras competiciones. ¡Pensando en ti, Simone!», anunció la federación estadounidense.

Posible lesión

Con un posible problema de tobillo tras una mala recepción en salto del caballete, la cuatro veces campeona olímpica obtuvo de hecho la peor puntuación en el ejercicio.

Muy por detrás de sus compañeras y de las tres atletas del Comité Olímpico Ruso.

Previamente, en sus redes sociales, la organización de los Juegos confirmó que Biles tuvo que abandonar el centro de Ariake para ser atendida tras ese primer ejercicio, y regresó para estar junto a sus compañeras pero ya no vestida para competir.

De hecho, en barras asimétricas ya no compitió y dejó su lugar a Sunisa Lee, que con un correcto ejercicio superó a Viktoriia Listunova pero fue el equipo del comité ruso el que se llevó el emparejamiento, situándose además en la primera plaza provisional a falta de dos rotaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *