Impacto generó en Curicó el hallazgo del cuerpo de una mujer que llevaba 10 años fallecida al interior de su casa.

Según confirmó el fiscal jefe del Maule, Miguel Gajardo, los peritajes para confirmar la identidad de la víctima y su causa de muerte estarán a cargo de un equipo multidisciplinario del Servicio Médico Legal. Además, se dispuso diversas diligencias a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI).

Conmovidas por la situación, vecinas del sector entregaron su impresión tras confirmarse el hecho. De acuerdo al relato de las mujeres, desconocían el paradero de la anciana, a quien habían visto por última vez en 2010.

En diálogo con CHV Noticias, revelaron que la hija les afirmaba que la señora se encontraba en Santiago con otra de sus hijas.

De acuerdo a los antecedentes, la policía llegó a este vivienda -que se encontraba cerrada- luego que el nieto de la supuesta víctima interpusiera una denuncia tras discutir con su madre.

Así lo relató Ana Barra, vecina del sector. «Él le pidió información sobre su abuela y ella enojada le dijo ‘¿quieres ver a tu abuela? Anda a verla, allá en la casa está’. El niño fue, su pareja le aconsejó que fuera a poner una denuncia por presunta desgracia», contó la mujer.

«Estamos totalmente mal. Muy mal porque no pensamos nunca que su vida iba a terminar en esas condiciones», añadió.

Por su parte, Elba Ramírez, otra mujer que conoció a la abuelita, reconoció que al enterarse de la noticia «yo lloraba, porque nunca se nos ocurrió que iba a estar ahí».

Investigación

Fernando Matus, subcomisario de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI Curicó indicó que «al interior de una habitación se realizó el hallazgo de un cuerpo, de sexo indeterminado, el cual presentaba reducción esquelética con una data indeterminada. Por lo anterior, se apersonó en el lugar funcionarios del SML, los que en coordinación con el SML de Concepción realizarán las pericias correspondientes».

«Se pudo entrevistar a testigos y familiares de la persona que vivía en ese lugar, pudiendo establecer que el cuerpo correspondería a una mujer, adulta mayor, de entre 80 y 90 años de edad, quien residía sola en ese lugar», complementó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *