Las ocho mayores fortunas de Chile aumentaron sus ganancias en un 73 por ciento en 2020 en comparación con el año anterior, según mostró hoy la revista Forbes en su tradicional lista de los más ricos del mundo.

La cuenta de Forbes coloca a la familia del presidente Sebastián Piñera en el cuarto lugar entre las más ricas del país, habiendo acumulado $ 2.9 mil millones en capital en medio de la crisis de salud, que aumentó en 300 millones en 2020.

La noticia tuvo un impacto aún mayor aquí, ya que el informe del Banco Mundial, publicado el día anterior, indicó que el ingreso per cápita promedio del país cayó alrededor del 40%. En hogares donde al menos un miembro ha perdido su trabajo. en la misma etapa.

La desigualdad que convierte a Chile en una de las sociedades más desiguales de América Latina se ha agravado aún más con la pandemia de Covid-19, según analistas.

En consecuencia, un estudio del Banco Mundial informa que, debido a la pérdida de puestos de trabajo, unos 2,3 millones de personas consideradas de clase media, alrededor del 19 por ciento de las incluidas en este estrato socioeconómico, se han convertido en sectores vulnerables.

También agrega otros 300.000 chilenos de clase alta que han descendido a la clase media afectados por la crisis, aunque no habla de la situación de los más pobres, entre los que la pandemia fue particularmente devastadora.

La publicación de estas cifras ha vuelto a poner en primer plano el debate sobre la necesidad de gravar a los superricos, como es el nombre del proyecto de club comunista presentado el año pasado y que solo fue aceptado para debate en la Cámara la semana pasada. Sustitutos.

Sin embargo, el gobierno amenazó de inmediato con llevar el caso a la Corte Constitucional sobre “problemas fundamentales” para evitar que el proceso avance.

Al respecto, el diputado comunista Daniel Núñez, presidente de la Comisión de Finanzas de la Cámara Baja, señaló que “si bien la derecha y este gobierno defienden falsamente a los superricos, todavía ganan por un puñado … y más”, citando a Forbes. publicación.

Por su parte, la candidata presidencial socialista Paula Narváez afirmó que Chile enfrenta “ un problema fundamental y estructural que es que es el gobierno de los superricos el que representa a los superricos, y tenemos a uno de ellos como presidente del República ”.

Narváez, quien dijo que apoya un impuesto a los superricos, señaló, interviniendo en el espacio del debate televisivo que “ este país está gobernado por la derecha con la lógica histórica de proteger a los poderosos, con la lógica de los directivos y no con la lógica de los funcionarios del gobierno ‘.

Santiago de Chile, 7 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *