TEMUCO – A través de un análisis detallado de Carl Escalon, licenciado en ciencias políticas de la UCT y becario en el Centro de Políticas Públicas de la UCT (CPP UCT), trató de explicar cuál era la representación femenina de La Araucanía en la legislatura nacional.

“Durante años, las mujeres han luchado por ingresar al espacio de toma de decisiones políticas globales, por lo que su ingreso al ámbito legislativo no estuvo exento de obstáculos”, dijo Escalona.

A nivel nacional, agregó, los legisladores chilenos han sido un grupo reducido desde el regreso de la democracia, mientras que a nivel regional la realidad es aún más desfavorable ya que solo un representante por cámara ha podido sentarse desde las elecciones de 1989.

Evidencia y obstáculos

El informe señala que con respecto a las características de género de las personas que aspiraban a un mandato en el Sejm, se puede demostrar que históricamente las nominaciones de los candidatos masculinos constituyeron una ventaja sobre las candidatas femeninas.

En consecuencia, ¿qué factores permiten incrementar la representación femenina? Carl Escalona afirmó que la experiencia comparada es contundente al establecer que ciertos factores políticos e institucionales tienden a favorecer a las mujeres en esta carrera electoral para ingresar al mundo parlamentario.

“Al examinar los debates más controvertidos, es importante destacar el papel que juegan los partidos políticos y cómo su influencia influye de manera diferente en hombres y mujeres en la política. En particular, uno de los roles esenciales que desempeñan tiene que ver con los procesos de selección de candidatos ”.

En este sentido, el estudio indica que los partidos con ideologías de izquierda tienden a promover la participación ya que persiguen principios igualitarios y pretenden actuar como canales de integración, pero esta tendencia debe ser seguida en el tiempo ya que los resultados son significativos. se utilizan cuotas de género.

“Para comprobar si esta teoría es reproducible en La Araucanía, se analizaron descriptivamente las candidaturas de las elecciones de 1989 a las de 2017 para revelar la tendencia evolutiva de las candidaturas parlamentarias”.

Elegido

En este punto, la brecha en la representación política de las mujeres en la región es mucho más pronunciada. Desde el regreso de la democracia, se han propuesto 41 nominaciones parlamentarias y solo 1 candidato ha asumido un cargo en la toma de decisiones políticas, y en el caso del Senado, de 11 nominaciones, 1 candidato ha logrado ganar un escaño.

“Los partidos políticos han funcionado como una barrera infranqueable en la lucha legislativa, e históricamente las élites partidarias han nominado candidatos que tienen más probabilidades de ser electos, aquellos que consideran la trayectoria política más larga, y esas opciones son generalmente candidatos”. hombres sobre mujeres ”, aseguró el egresado de la UCT.

A pesar de este escenario, agregó la práctica CPP UCT, los parlamentarios de la región superaron los obstáculos que les presentaba la arena institucional, y gracias a la implementación de herramientas como las cuotas de género se crearon las condiciones que deben cumplirse para lograr la igualdad en las condiciones de representación.

“Sin embargo, su implementación no es una panacea” como talporque si bien este mecanismo es fundamental para facilitar el acceso a cargos electivos, se debe considerar que su efecto es bastante duradero, pues la aplicación de la ley de cuotas en nuestro país establece que “de todos los candidatos a diputado o senador propuestos por los partidos políticos , ni hombres ni mujeres podrán superar el 60% de la suma correspondiente ”, es decir, ninguno de ellos podrá ser inferior al 40%. Como resultado, podemos ver mayores nominaciones de candidatas en comparación con la década de 1990 ”, explicó Carl Escalona.

Tendencia histórica

Sin embargo, en 1989, la tendencia no fue la que suponía la teoría, y las mayores nominaciones de candidatos fueron los firmantes de la Avanzada Nacional y el Partido del SUR (tendencias de derecha y extrema derecha), pero en cualquier caso estas nominaciones no lo hicieron. superan el 10% en comparación con los hombres, advierte el análisis.

Actualmente, el “campo” electoral ha sido equilibrado, dado que factores políticos e institucionales favorecieron las condiciones para la alineación de candidaturas competitivas entre hombres y mujeres.

Por su parte, el cambio en el sistema electoral (binomio a representación proporcional), el uso de cuotas de género (voluntarias) y el rol de los partidos políticos han permitido que las mujeres compitan de manera más equilibrada junto a los hombres para ganar un escaño, pero Cabe señalar que, si bien estos factores son necesarios, sin embargo, no serán suficientes para cerrar la brecha, tanto a nivel nacional como regional.

Claramente todos los partidos políticos, sin excepción, tienen una deuda pendiente con nuestras representantes a nivel nacional y especialmente regional, dado que las mujeres aún tienen un techo político de “vidrio” que limita su ingreso al Congreso a pesar de la implementación de la herramienta, que están diseñadas para acelerar el ingreso a la legislatura “.

Por lo tanto, una de las recomendaciones para abordar los nuevos desafíos en la representación de las mujeres en el ámbito parlamentario es abordar los cuellos de botella generados por factores políticos e institucionales y, en particular, avanzar en el tema “detrás de escena”. donde existen diferencias entre los géneros en la financiación de las elecciones.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *