Spencer Elden tenía solo cuatro meses de vida cuando saltó a la fama.

El hombre que hoy tiene 30 años fue el bebé que protagonizó la carátula del  disco Nevermind de Nirvana, lanzado  en 1991. Además, musicalmente, este es uno de los álbumes más destacados de la banda.

Sin embargo, ahora Elden volvió a reflotar esta portada: demandó a los integrantes vivos de la banda y a quienes resguardan el  patrimonio de Kurt Cobain, porque acusa explotación sexual infantil.

Según reveló el portal TMZ, la arremetida legal consiste en una demanda federal.

«Pornografía infantil»

En esta, el hombre explica que hace 30 años él no pudo consentir la foto, en vista de que apenas era un lactante de cuatro meses.

Además, en el documento asegura que sus tutores legales tampoco dieron permiso para la carátula en aquellos días.

En el texto, califica la foto  como «pornografía infantil”, y añade que «la banda se comprometió a que cubrirían sus genitales» antes de publicar, lo que no se hizo efectivo en el resultado final

«No lo protegieron ni evitaron que fuera explotado sexualmente», declaró Elden contra Nirvana. Junto con ello, manifiesta que el éxito de ese disco lo hizo «sufrir daños de por vida».

Con su demanda, el hombre de 30 años exige una compensación no menor a los 15 mil de dólares, lo que equivale a poco más 117 millones de pesos chilenos.

Hasta ahora, la contraparte aludida no ha dado una respuesta pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *