El gobierno boliviano preguntó hoy pimiento rojo evitar injerencias en sus asuntos internos gracias a las declaraciones del presidente Sebastián Piñera sobre la detención de las ex autoridades en el golpe de Estado.

El comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia expresó sorpresa y asombro ante las palabras del presidente chileno Piñera y ratificó el cumplimiento de todos los derechos y garantías previstos en la Constitución Política del Estado y los tratados internacionales de derechos humanos.

“Se pide a todos los Estados hermanos de la comunidad internacional que se adhieran a la Declaración sobre los principios del derecho internacional en materia de relaciones de amistad y cooperación entre Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas”, afirma el documento.

Asimismo, el canciller boliviano Rogelio Mayta solicitó la prohibición de interferir con el programa Primer Plano del canal de televisión estatal Bolivia.

Por su parte, el ministro de Justicia boliviano, Iván Lima, criticó “la injerencia en la cuestión de la soberanía estatal”.

Piñera dijo que la justicia no podía estar subordinada al gobierno en ese momento, y cree que en una verdadera democracia hay separación e independencia de poderes, en una entrevista con Andrés Oppenheimer el domingo.

Oppenheimer es el presentador de “Oppenheimer Presents” de CNN en español en los Estados Unidos.

La Paz, 26 de marzo de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *