Luego que un peritaje internacional confirmara la intervención de un tercero en la muerte de Tomás, niño de 3 años que fue hallado muerto hace seis meses en la localidad de Caripilun, Carlos Pinto entregó nuevos antecedentes del caso.

«Este caso tiene una característica que al parecer ha continuado y es que está llena de errores desde el inicio. Yo creo que han sucedido cosas bien importantes, porque han ido en el camino correcto», aseguró el rostro de Mea Culpa.

Además, el periodista que visitó la zona y que ha seguido de cerca la investigación afirmó que «lo importante es que las cosas se han hecho de forma correcta. La Fiscalía ha hecho un trabajo bastante acucioso y que ha sido rígido, precisamente, para no cometer errores».

«Yo creo entender que la familia está un tanto disconforme, pero yo puedo dar fe que sí hay preocupación absoluta (por parte del Ministerio Público). Hay datos relevantes respecto a cómo esto se ha llevado adelante y que la gente realmente desconoce», aseveró.

En Contigo en la mañana, el también escritor planteó su deseo de «agregar cosas nuevas que han sucedido y que la gente desconoce en relación a este caso. Desde que hubo un cambio de fiscal ha seguido trabajando Labocar en el lugar».

«Yo estando ahí siempre me pareció curioso que hubiese en la entrada, donde ocurrió el hallazgo desde la carretera, un furgón. Yo entendía que ese furgón estaba para cuidar el sitio, la casa, sin embargo lo que acontece -y esto es impresionante- es que Labocar mantuvo vigilado el lugar del hallazgo por más de seis meses. Nadie se pudo acercar, día y noche, 24 horas al día», detalló.

Respecto al trabajo de los profesionales, Carlos Pinto agregó que «se ha hecho un rastreo, se han sacado capas de la tierra y se ha ido analizando profundamente. Yo quiero decir esto porque aquí empiezan a unirse una serie de hechos que hoy no tienen explicación. Todo este resguardo y este trabajo terminó hace solo dos semanas. Luego, los padres fueron conminados a conocer este lugar e hicieron el recorrido que habría hecho el niño».

«Hay un trabajo más profesional de patólogos chilenos que han trabajado con una seriedad absoluta (…) lo que permitió hacer este trabajo y que se haya terminado no porque alguien los echó, sino porque concluyó. Y al concluir, se devuelve este sitio y todas las pruebas están siendo testadas», añadió el comunicador.

Finalmente, recordó que «cuando el fiscal Ortiz (quien estaba a cargo del caso al inicio de la investigación) comete un error, que hoy es un imprudencia, también hizo cosas importantes, porque a objeto de llevar un buen comportamiento, él le quitó toda la ropa al primer imputado (tío abuelo del menor) y esa ropa que se tiene, y que logró conseguir, también ha sido testeada con todas las evidencias que se han encontrado en se lugar».

«Tenemos que mirar con debido respeto este caso y no hacer elucubraciones. Hay un solo imputado y las miradas están puestas allí», enfatizó.

«Estrategia inteligente»

A modo de conclusión, Carlos Pinto indicó que «todas las interpretaciones empiezan a tener una visión distinta (…) hubo claramente un abuso sexual por parte de un adulto, eso es concreto».

«Según mi punto de vista, los errores que se cometieron, hoy día vuelven a tener una mirada al inicio. Entendiendo, probablemente -y esto lo digo al aire, y me hago responsable de lo que digo- que hoy día hay una mirada que valora gran parte de lo que él hizo imprudentemente para adelantarse», dijo, en relación al fiscal Ortiz.

Finalmente, explicó que «el hecho de prolongar la investigación es una estrategia inteligente (…) Hoy, para poner a cualquier persona tras las rejas, por los errores cometidos, se requieren muchas y potentes evidencias, porque esa persona es para que llegue y no salir de la cárcel».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *