TEMUCO – El lunes, la comunidad indígena de Benancio Huenchupan presentó un recurso ante el Tercer Juzgado Ambiental de Valdivia contra el proyecto “Central Hidroeléctrica Hueñivales”. Esto se suma a un reclamo ya presentado por el Ilustre Municipio de Curacautín, el Consejo Vecinal No 2, el Comité Nacional de Defensa de la Fauna y Flora y otros habitantes naturales del sector ante el mismo juzgado.

La acción presentada por la comunidad se basa en que el proyecto excluye el impacto que tendrá en la comunidad Benancio Huenchupan, que también fue pasado por alto en las respectivas consultas indígenas.

Tras su aprobación en 2019, el proyecto -ubicado en la margen sur del río Cautín- fue sometido al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental como parte de un análisis de impacto ambiental, por lo que Energía Hueñivales SpA declaró su impacto ambiental solo dos Menokos, sin considerar la Proyecto de consecuencias para la comunidad Benancio Huenchupan.

Así, la comunidad indica que no se ha podido demostrar que la iniciativa no genere o tenga un impacto significativo en los sistemas de vida de la comunidad y en el patrimonio antropológico, arqueológico, histórico y cultural.

El Lonko de otra comunidad afectada, la comunidad de Liempi Colipi, Juan Huenuhueque Cheuquepan, explicó que “queremos que este proyecto no siga adelante de ninguna manera ya que el daño será enorme. Aparte de no ser consultado, en mi caso soy un Lonko de este territorio bastante amplio y estos señores nunca se han acercado a consultas para ver cómo reaccionaríamos. Así que es imposible que surta efecto “.

La medida tiene como objetivo invalidar una resolución adoptada por la Comisión de Evaluación Regional de la Araucanía en agosto de este año, en la que decidió rechazar dos solicitudes presentadas anteriormente que tenían como objetivo invalidar la Resolución sobre la calificación ambiental del proyecto, argumentando que la mayoría de las los solicitantes de una invalidación no tenían derecho a hacer esto cuando se hicieron comentarios en el marco del procedimiento de evaluación.

Teniendo esto en cuenta, el abogado de la comunidad indígena de Benancio Huenchupan, Antonio Madrid, señaló que “existen evidentes deficiencias en la evaluación de impacto ambiental del proyecto relacionadas con el medio humano, pero también, lo que nos preocupa demasiado, que Parece insostenible, que el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental siga interpretando legislación que cuestiona la legitimidad activa de la comunidad, municipio y otras razones, limitando en última instancia el acceso a la justicia ambiental de los afectados en beneficio de los proyectos de inversión que se están llevando a cabo en el territorio “.

El abogado también afirmó que “esto es contrario al deber constitucional de proteger el medio ambiente que tiene el Estado, y su autoridad es la SEA, que en última instancia actúa en cada situación como defensora de proyectos que atentan contra la naturaleza y las comunidades, y no actuando como el la administración del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental y la coordinación de los organismos que allí intervienen, todo en el marco de este deber constitucional de protección ”.

Por su parte, Manuela Royo, integrante del distrito 23, afirmó que “hoy más que nunca, en el contexto de la crisis climática, debemos actuar juntos para evitar todas las amenazas al medio ambiente, ecosistema y proteger los ríos libres. Por lo tanto, apoyamos el reclamo ante la Corte Ambiental porque creemos que debemos proteger los ríos y la naturaleza, especialmente en los territorios indígenas ”.

La acción se llevó a cabo el mismo día que el Pleno de la Convención Constitucional aprobó la propuesta para desarrollar una nueva Constitución en una emergencia climática y ecológica, lo que significa que el trabajo del organismo debe realizarse de manera sostenible y en reconocimiento a la actual crisis medioambiental.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *