El agente de seguridad se convirtió en la estrella del partido de Lincoln City contra Charlton Athletic por la Football League One de la forma menos esperada.

Eso sí, el partido, que terminó 2-1 a favor de los locales, no fue el mejor, y a falta de fútbol la afición se salió con la suya.

.

Todo empezó cuando un pene de plástico fue lanzado desde la grada al portero del equipo rival. En ese momento, uno de los agentes de seguridad con traje se acercó para retirar el regalo del campo.

.

Sin embargo, en lugar de tomar el juguete sexual en su mano y quitárselo, lo pateó. Esto provocó vítores de aliento en las gradas. Envalentonado por el apoyo popular, el hombre disparó un segundo tiro con mayor fuerza, y esta vez el pene finalmente cruzó la línea de gol. Entonces el agente levantó la mano para celebrar y recibió una ovación inusual. Lo más interesante de todo esto es que la escena tuvo lugar durante el juego y la pelota en juego.

Así, se retiró del terreno de juego sin cumplir del todo su cometido ya que dejó un pene de plástico en la portería … pero al menos consiguió un gran gol.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *