La propuesta del presidente Sebastián Piñera de posponer las elecciones de abril de hoy a mayo debido al Covid-19 se centra en el debate político en Chile, donde el parlamento necesita pronunciarse con urgencia.

El gobierno espera que mañana a más tardar los legisladores aprueben una propuesta de reforma constitucional que permitirá la realización de las elecciones previstas para el 10 y 11 de abril cinco semanas después, el 15 y 16 de mayo.

Sin embargo, han caído las críticas del ejecutivo, al que acusan a la oposición de descuidar ante la pandemia Covid-19, un relajado esfuerzo de salud que ha desembocado en la actual gran crisis sanitaria.

Además, el día anterior, la oposición del bloque exigió medidas económicas efectivas para que toda la población pudiera mitigar los efectos de las cuarentenas impuestas por el avance de la pandemia, como condición básica para apoyar la propuesta de La Moneda.

La presidenta del Senado, Jasna Provoste, dijo después de reunirse con los líderes de los partidos central y de izquierda que había entregado un mandato para entregar esta determinación al ejecutivo.

El legislador afirmó que para cambiar el calendario electoral “para que tenga sentido y sea responsable, debe apoyarse en cambios significativos desde el punto de vista de la gestión de la salud y la forma de brindar asistencia social y económica”.

Provoste aseguró a la oposición que “ esto no se resuelve simplemente posponiendo y restringiendo el derecho a elegir de los ciudadanos, debemos poder asegurar que estas medidas vayan acompañadas de cambios significativos en la forma en que afrontamos la crisis sanitaria. en una situación tan crítica.

Agregó que la ayuda brindada por el gobierno no produjo los resultados necesarios y “si hemos descuidado las cuarentenas y un alto nivel de movilidad es porque la gente tiene que salir a la calle para buscar ingresos para mantener a sus familias”.

Insistió en la propuesta de la oposición de proporcionar a todas las familias una renta básica universal, que el gobierno ha rechazado repetidamente.

Esta actitud fue criticada por el gobierno por el portavoz del ministro Jaime Bellolio, quien la calificó de “chantaje inaceptable” y argumentó que “aquí es donde debemos estar completamente unidos en torno al objetivo común de salvar vidas”.

Pero Bellolio también desestimó lo dicho por el presidente de Collegium Medicum Izkia Siches, que concluyó que “ no podemos asegurar que el 15 y 16 de mayo no tengamos un escenario desfavorable ”, recordó el ministro que la campaña de vacunación y cuarentena debe dar resultados. para esa fecha.

Santiago de Chile, 30 de marzo de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *