La televisión cubana condenó la nueva acción orquestada por personas que sirven a Estados Unidos y tienen como objetivo a los niños caribeños con el propósito de manipularlos.

Según noticias estelares, el contrarrevolucionario Luis Manuel Otero Alcántara, considerado como si fingiera una huelga de hambre como parte de la farsa de San Isidro y denigraba los símbolos nacionales, pretendía realizar una actividad subversiva el próximo domingo.

Este evento coincidió con la celebración del 60 aniversario de la organización Pioneros José Martí en el territorio de la isla, reuniendo a niños de hasta 15 años, fecha importante para Cuba.

El informe indica que Otero Alcántara ha montado una exposición en el barrio de San Isidro de La Habana a la que se invitará a un público infantil.

Las fotos serían de dulces, y allí les explicaría a los niños que no pueden comerlos por mala gestión gubernamental; luego aparecieron caramelos “mágicamente”, y él los estaba repartiendo, señalando a la médium.

La fuente indicó que esta persona que alega no recibir financiamiento u órdenes del exterior tenía un contrato con el Instituto Nacional Democrático de Estados Unidos, subcontratista de organizaciones que habían proporcionado fondos para actividades subversivas en Cuba en el pasado.

Esta agencia es una especie de centro de pensamiento para ciertos sectores de la política de Washington y ha estado tratando de influir en la sociedad cubana desde la década de 1990, se lee en el material.

En consecuencia, el citado Instituto ha acordado una ayuda económica a Otero Alcántara de hasta $ 1.000 mensuales para la ejecución de actividades en el período comprendido entre el 2 de enero de 2021. Hasta el 4 de enero de 2022.

La televisión también mostró la relación entre el mercenario Otero Alcántara y Carla Josefina Velázquez, directora del Programa de Participación Cívica del Instituto, a través de una grabación de audio en la que ella lo instruyó y le dijo: “Yo te estoy guiando”.

Además, el espacio informativo recordó que en la cúspide de dicha organización se encuentra Madeleine Albright, quien fue secretaria de Estado durante el segundo mandato de Bill Clinton, período de intensa actividad contra Cuba.

Según fuentes oficiales, la isla es blanco de un escenario de golpe suave, y en ese contexto, los contrarrevolucionarios están impulsando planes para provocar un enfrentamiento entre la población y el gobierno.

Washington ha destinado casi 250 millones de dólares a programas de agresión contra Cuba en las últimas dos décadas, según registros públicos.

La Habana, 3 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *