TEMUCO – El Centro Nansen, con sede en Noruega, aceptó la invitación de los rectores de las universidades regionales de La Araucanía y del obispo Héctor Vargas para facilitar el proceso de diálogo en la región. En este contexto, en siete ubicaciones paralelas, el equipo del Centro Nansen reunió a más de 160 personas que asistieron al primer taller presencial realizado en la región, donde los participantes aprendieron sobre metodologías para herramientas de diálogo y transformación de conflictos.

“Este es un taller de introducción al diálogo (…) donde es muy claro que el diálogo no es negociación ni mediación, sino una ciencia del diálogo para reunir y reconstruir la confianza que tanto se necesita en esta región”, comentó. . Junge romero, portavoz de los rectores de la Araucanía.

Alfredo Zamudio, El director de la misión del Centro de Diálogo y Paz Nansen en Chile dijo estar muy agradecido por la disposición de los participantes del taller. “El taller de Nansen es un lugar para aprender, un lugar de encuentro donde puedes escuchar honestamente lo que nos está sucediendo y lo que podemos hacer”, dice Zamudio. “Vi rostros de esperanza, ganas de continuar la conversación, incluso con personas que ocupan posiciones muy diferentes. Reconstruir la confianza lleva tiempo, pero comienza con escuchar con respeto a las historias que la gente trae a esos espacios ”, concluye Alfredo Zamudio.

Para los invitados a participar en los talleres, la experiencia fue muy positiva y destacaron que las herramientas conocidas durante el día serán de gran ayuda no solo en el trabajo o en el trabajo, sino también en la vida cotidiana.

En este sentido, Daniela Leigh, Un emprendedor de Victoria comentó que “todos representamos diferentes partes de la región, pero el interés es compartido: queremos paz, queremos conocernos, y ese fue un muy buen ejemplo”.

Por mi parte Elizabeth Painemal Rain, El vicepresidente de la Sociedad de Turismo Mapuche comentó que “este taller es una oportunidad para que todos incorporemos herramientas que nos puedan servir en futuras negociaciones, especialmente por lo que estamos viviendo en Mapuche. Es bueno que tengamos las herramientas para adaptarnos y trabajar en ellos a la hora de interactuar, ya sea con el Estado o con cualquier otra organización. Hemos aprendido de otros al impartir conocimientos, donde todos compartieron su historia “.

TALLERES PARA ESCUCHAR Y COMPRENDER

El diálogo es un proceso que lleva tiempo y requiere mucha escucha. En línea con esta premisa, el equipo del Centro Nansen invitó a los participantes a reflexionar sobre preguntas como: ¿Qué habilidades necesitamos para transformar el conflicto? ¿Cómo puedo reconstruir la confianza cuando no confiamos? ¿Por qué escuchar si el otro no quiere? La metodología se basa en muchos años de experiencia del Centro en situaciones muy complejas.

Rodrigo Colihueque, Miembro de la mesa directiva del Consejo Territorial Mapuche en Pucón expresó: Creo que escucharnos unos a otros es una forma de aprender a apreciar a los demás. Porque si no nos valoramos a nosotros mismos, es muy difícil para mí tener un diálogo. Estamos en el territorio donde vive el pueblo mapuche y no mapuche, por lo que necesitamos encontrar la manera de vincular y construir estos diálogos para mantener una sana convivencia de todos los habitantes de la zona ”.

Durante el taller, los participantes aprenden el valor de escuchar, ven los conflictos desde diferentes perspectivas y niveles. La importancia de poder identificar las necesidades y sentimientos detrás de una historia o situación de conflicto, y la importancia de crear espacios de escucha adecuados.

Entonces él comenta Luiza Jelvez, Presidente del Centro Villarrica para Personas con Discapacidad.Creo que este no es solo un ejemplo de participación y aprendizaje en torno al diálogo y la transformación de conflictos, sino también la reconexión y reactivación de los intelectuales, las comunidades y la sociedad después de la pandemia. Porque además de intercambiar ideas, nos permite intercambiar y reactivar emociones. Parece que tenemos mucho más en común de lo que pensamos “.

La importancia del diálogo como camino de aprendizaje

“Escuchar no significa rendirse, perdonar o justificar la posición o los argumentos de otra persona. Si realmente quieres un cambio profundo, debes tomarte el tiempo para hablar sobre lo que sucedió, lo que es y lo que podría ser ”, comentaron los facilitadores del taller.

En ese sentido Dr. Jorge Pinto Rodríguez, El Premio Nacional de Historia 2012 reflejó: “Aprendimos algo muy importante sobre qué significa el diálogo y qué valor tiene, pero también sobre cómo debemos afrontar el diálogo. En los próximos días tendremos que reflexionar sobre lo aprendido para descubrir, dependiendo de la necesidad de resolver la situación en la que vivimos en el mapa mural, cómo este primer paso puede concretarse en las actividades puestas a disposición de la región. ”.

La historia, dicen desde el Centro Nansen, nos muestra que unir naciones no es un camino recto. El diálogo puede darnos coordenadas para superar estas dificultades. Si tenemos un mapa de los desafíos de hoy y de mañana, sabremos dónde tender puentes, dónde tener más cuidado y cómo llegar con seguridad al destino. Mediante el diálogo, podemos lograr el futuro común que necesitamos y podemos construir. El camino del diálogo puede mostrarnos dónde están las coordenadas para el futuro, pero hay que ser valiente y mostrar desconfianza para encontrar soluciones ”, explica desde Nansen.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información desde una perspectiva de derechos humanos”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *