Los casos sospechosos de Covid-19 que complican al Manchester United


Un impactante relato compartió Joselyn Martínez, testigo del mortal ataque de un tigre en el Parque Safari de Rancagua.

Sobre esa trágica jornada, que culminó con el lamentable deceso de Catalina Torres (21), trabajadora del recinto, la mujer explicó que se hospedaba en las cabañas ubicadas a pocos metros de la jaula del animal. De hecho, despertó por los gritos de diversas personas que se encontraban en el parque.

«Por los gritos de las personas yo creo que el animal se asustó y se fue, y ahí pudieron sacarla, pero lamentablemente ya era tarde», explicó la testigo.

En diálogo con CHV Noticias, detalló que «nosotros nos estábamos hospedando en las cabañas que están dentro del Safari. Son cinco cabañas de palafitos, que colindan directo con la jaula del tigre. Y como son palafitos, desde la altura, se ve absolutamente todo».

Además, recordó que tras el ataque del felino «comenzaron los gritos, la gente, los trabajadores y los mismo residentes de las cabañas comenzaron a golpear la reja, a tirar piedras, a tirar palos, a llamar por su nombre al tigre».

Respecto a una posible causa del hecho, afirmó que «claramente, yo tengo la convicción absoluta de que esos jóvenes y esa niña no sabían que estaba el tigre ahí».

Investigación

Cabe consignar que, ayer domingo, se realizó el funeral de Catalina Torres, cuyos restos  fueron trasladados hasta el cementerio Parque del Sendero de Rancagua.

Tanto su pareja como sus compañeros de trabajo apuntan a una presunta negligencia por parte del Parque Safari, descartando que se trate de un accidente. Por el momento, la investigación que busca esclarecer los hechos está a cargo de la Brigada de Homicidios de la PDI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *