Johanna Hernández, condenada por el parricidio de Nibaldo Villegas, sorprendió con un inesperado mensaje a la familia del profesor.

En entrevista con Informe Especial, la mujer reveló macabros detalles del crimen, se refirió a las últimas palabras del docente, leyó una carta que escribió en la cárcel y explicó por qué lloró frente a los cercanos de su marido.

En medio de la entrevista, Hernández reconoció que «todo lo que pasó fue macabro. No tengo palabras para la familia de Nibaldo».

Si bien le atribuyó gran parte de la responsabilidad a Francisco Silva, el otro condenado por el homicidio, Johanna aprovechó la instancia para dedicar palabras de agradecimientos a la familia Villegas.

«No espero su perdón porque no lo voy a tener, porque si yo estuviera en el caso de ellos, no perdonaría», reconoció.

«Pero sí les doy las gracias, porque a mi hija la deben tener como una reina, la deben estar llenando de valores, de cariño de amor, no le debe faltar nada. Me va a faltar vida para poder agradecerles todo lo que han hecho», añadió.

«Nos hicieron parte»

En relación a su matrimonio con Nibaldo Villegas, sostuvo que «él era un muy buen marido, una persona de muy buen corazón. Era muy preocupado, era amoroso con todos los niños».

«Mis hijos pasaron a ser hijos de él. No habían diferencias. Por parte de la familia Villegas tampoco hubo diferencias. Me aceptaron a mí con mis dos hijos y nos hicieron parte de la familia», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *