LA PAZ (Sputnik) – El presidente Luis Arce advirtió en una serie de manifestaciones masivas a favor del gobierno que el pueblo boliviano defendería la democracia en las calles si fuera necesario, a la luz de lo que llamó un nuevo intento de golpe de derecha.

“Esta [opositores] quienes pretendían defender la democracia hoy, están en contra del respeto a la mayoría universal, pero tenemos gente que hará valer su voto popular en las calles; Si no se quieren respetar en las urnas, nos respetaremos en las calles ”, dijo Arce, quien compareció con el ex presidente y líder indígena Evo Morales (2006-2019).

.

La advertencia se destacó en marchas y mítines masivos en nueve departamentos con los que el Movimiento por el Socialismo (MAS) y sus movimientos sociales aliados respondieron al paro del día anterior convocado por una alianza opositora de comités cívicos conservadores, partidos y grupos cívicos.

“Ayer nuevamente los comités ciudadanos, un golpe asesino de la derecha, convocaron a un paro para que la gente fuera maltratada nuevamente en las calles (…), nuevamente fascismo, nuevamente intimidación”, informó Arka, recordando una movilización similar que llevó a derrocar a Morales.

.

La huelga parcial del lunes y los hechos callejeros del martes parecieron retrasar la posibilidad de un acercamiento entre el gobierno, que tiene mayoría parlamentaria, y la oposición en lucha en regiones como Santa Cruz (este), encabezada por el gobernador y excívico Luis Fernando Camacho.

.

En clara alusión a los grupos violentos movilizados por Camacho durante la crisis de 2019, que la policía identificó como responsables de la violencia durante el paro del lunes, Arce dijo que “Bolivia no los volverá a dejar ir”.

“Como tienen que recurrir a un golpe, nosotros tenemos la posibilidad de ganar las elecciones: es una democracia que recuperamos gracias a la conciencia del pueblo boliviano”, agregó el socialista que ganó las elecciones poniendo fin a la administración interina. hace un año Jeanine Áñez (2019-2020).

Por no hablar de Áñez, la autoproclamada presidenta tras la caída de Morales con el apoyo de Camacho y ahora en prisión preventiva, Arce se sumó al llamado de “justicia, justicia” que coreaban las multitudes pidiendo prisión para el exgobernador. y sus aliados, incluido el gobernador de Santa Cruz.

.

“La gente exige justicia, no podemos pacificar al país cuando sentimos el dolor de 38 familias que han perdido a sus seres queridos en un golpe, una aventura golpista que solo trajo luto, dolor y crisis económica. Por eso el pueblo boliviano exigió justicia, y justicia es lo que se debe otorgar, prometió.

.

Por otro lado, los opositores consideran a Áñez una “víctima política” y acusan al gobierno de “perseguir” a sus opositores.

.

Arce también compartió vítores por la rectitud de la bandera indígena Wiphala, símbolo de la mayoría que ha estado en el centro del escenario político desde que fue retirada de su acto oficial en Santa Cruz el mes pasado, en presencia de Camacho.

“Nuestra viphala nos muestra el camino de la unidad, nos muestra el camino de la resistencia. Esta lucha por la viphala, esta lucha por la recuperación de nuestros pueblos indígenas hoy no es más que una lucha por la democracia, por el respeto de la mayoría del país ”, dijo.

En respuesta a las manifestaciones masivas a favor del gobierno, el presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, el ultraderechista Rómulo Calvo, dijo el martes que estaba considerando convocar un nuevo paro antigubernamental en los próximos días.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *