Los casos sospechosos de Covid-19 que complican al Manchester United


Todo partió cuando la PDI detuvo a dos sujetos que portaban dos kilos y medio de cannabis procesada, más de dos millones de pesos en efectivo, armas y chalecos antibalas.

El procedimiento llevó hasta una plantación de marihuana ubicada en el sector Mincha Sur, en la comuna de Canela, región de Coquimbo, donde los detectives encontraron el hombre enterrado en una fosa artesanal.

Los restos fueron descubiertos a lado de la plantación, según consignó Diario El Día.

Se trata de un hombre de 25 años, identificado como Francisco Rojas Cortés, proveniente de Valparaíso.

Desde febrero estaba desaparecido, incluso ya estaba puesta la denuncia por presunta desgracia.

Aunque la investigación recién empieza, las primeras pericias han arrojado que murió por un bala en la cabeza, para luego ser enterrado cerca de la plantación.

«Quitada de drogas»

El sujeto en cuestión habría despertado la molestia de sus agresores tras apoderarse de dichas plantas; al menos esa es la hipótesis del fiscal jefe de Los Vilos, Rodrigo Gómez.

Luego del hallazgo, al cuerpo lo identificaron por sus ropa y las pertenencias que traía.

El Servicio Médico Legal de Santiago se encuentra realizando la autopsia.

Según el comisario Luis Ceballos, subjefe de la Bicrim de Los Vilos, el sujeto encontrado «era parte de una organización criminal dedicada a la ‘quitada de drogas’ y en el mes de febrero, viajó con tres amigos para ser parte de este negocio», lo que habría terminado de manera fatal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *