El poder judicial boliviano también debería estar juzgando al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro por promover el golpe de Estado de 2019, dijo el expresidente Evo Morales.

El expresidente, que rechazó la defensa del líder del organismo regional por la detención de la ex presidenta de facto Jeanine Áñez, ha culpado a Almagro de “crímenes de lesa humanidad”.

“Almagro nunca se ha pronunciado sobre 36 asesinatos, más de 800 heridos, 1.500 detenidos ilegalmente y cientos de perseguidos”, agregó Evo en su cuenta de Twitter.

Morales, quien fue víctima de un golpe de Estado en noviembre de 2019, admitió que no le sorprendió la complicidad del secretario general de la OEA con el exgobernador y varios de sus ministros actualmente en prisión preventiva.

La agencia pidió la liberación de Áñez y sus exministros en un comunicado, dado que la justicia boliviana “no puede brindar garantías mínimas para un juicio justo”.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Públicos de Bolivia dijo que, según el fiscal Pablo Gutiérrez, se garantizará un proceso justo y el respeto a los derechos de los investigados en un caso conocido como golpe de Estado.

Explicó que, como parte de sus poderes y facultades, la agencia emitió citaciones y órdenes de arresto contra la ex presidenta Jeanine Áñez y miembros de su gabinete por presuntamente involucrados en una violación constitucional a fines de 2019.

La Fiscalía de La Paz siguió el caso “en virtud del art. 115 de la Constitución Política de Bolivia y se han respetado en todo momento los derechos recogidos en el Código Procesal Penal y los estándares internacionales ”, explicó Gutiérrez en un comunicado.

Agregó que luego de emitida una citación, algunas de las personas mencionadas huyeron del país para no abandonar a las demás y asegurar su presencia en la investigación y evitar que entorpecieran el juicio, y se les había emitido órdenes de captura. .

“Este procedimiento no responde ni se adapta a la persecución política, sino a los pasos de la investigación previa a la denuncia”, explicó la Fiscalía.

El Ministerio “es una institución que desarrolla su labor sobre la base de los principios de objetividad, legalidad, transparencia e imparcialidad”, resumió el comunicado.

Desde el viernes hasta la madrugada del sábado Áñez y los exfuncionarios Álvaro Coímbra (justicia) y Rodrigo Guzmán (energía) fueron detenidos por presunta participación en acciones contra el presidente ejecutivo Evo Morales.

El día anterior, un juez les había ordenado cuatro meses de prisión preventiva por presuntos delitos de terrorismo, rebelión y conspiración.

Pese a investigar denuncias de 36 muertos, más de 800 heridos, perseguidos y torturados entre octubre y noviembre de 2019, fuerzas opuestas a la actual administración, encabezadas por Luis Arce, realizaron denuncias o denuncias ante instituciones internacionales y lanzaron protestas en las calles.

La Paz, 16 de marzo de 2021

El Federal Online / Prensa Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *