Más de sesenta personas han muerto por una explosión registrada este jueves junto al aeropuerto de Kabul.

El ataque fue atribuido en un primer momento a un supuesto terrorista suicida, en el marco de un «complejo ataque» en el que, según el Departamento de Defensa de Estados Unidos, también se ha registrado una segunda explosión en un hotel cercano.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha confirmado en Twitter dos explosiones.

La primera, en la Abbey Gate que da acceso al Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, y otra en el hotel Baron.

El ataque registrado junto al aeródromo ha provocado «varias víctimas estadounidenses y civiles», ha confirmado en su cuenta de Twitter.

Qué pasó

Fuentes talibán citadas por la BBC han asegurado que hay al menos 60 víctimas mortales, entre las cuales habría niños, mientras que medios locales como Pajhwok o Ariana hablan de «decenas» de heridos.

Los medios locales han difundido imágenes de los instantes posteriores al ataque, con civiles transportando a personas que habrían resultado heridas.

Las primeras hipótesis apuntan a un atentado suicida, según fuentes consultadas por las cadenas CNN y Al Arabiya.

Si bien fuentes locales hablan también de posibles disparos en las inmediaciones de Abbey Gate, uno de los puntos de acceso clave al aeródromo durante el proceso de evacuaciones iniciado hace una semana y media.

Más tarde, el general McKenzie señaló que ISIS estaba detrás del ataque en Abbey y al hotel Baron, donde murieron al menos 12 soldados estadounidenses.

En ambos atentados hombres armados de ISIS abrieron fuego después de las dos explosiones.

Avisos

La Embajada de Estados Unidos, que el miércoles había lanzado un aviso por un posible atentado inminente, ha recomendado a sus ciudadanos que eviten dirigirse al aeropuerto y a sus puertas tras la explosión registrada.

«Los ciudadanos estadounidenses que se encuentran en Abbey Gate, East Gate o North Gate deberían marcharse inmediatamente», ha instado.

Por su parte, el embajador francés en Kabul, David Martinon, ha aconsejado a los «amigos afganos» que se encuentran en las proximidades de la entrada del aeropuerto que se alejen con urgencia y busquen cobijo ya que «es posible una segunda explosión», ha escrito en su Twitter.

Los talibán advirtieron esta semana de que no facilitarían la llegada al aeródromo de ningún ciudadano afgano y también exhortaron a la población a abandonar la zona, aludiendo igualmente a razones de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *