Al menos 14 soldados han sido despedidos por participar en un evento secreto a pesar de las estrictas medidas de contención impuestas por Covid-19, informó hoy el ejército chileno.

La fiesta del lunes por la noche en la ciudad de Angol en la región de La Araucanía fue descubierta por policías que encontraron a hombres uniformados bebiendo alcohol y escuchando música, así como a ocho civiles detenidos.

Según informó Radio Cooperativa, el coronel Manuel Provis, comandante del regimiento Húsares de Angol, afirmó que la unidad “participó en una reunión social ilegal, contrariamente a las normas de la autoridad sanitaria municipal”.

Agregó que por la comisión de faltas graves, según lo establecido en el reglamento disciplinario de las Fuerzas Armadas, “hemos resuelto separarlos de inmediato de sus funciones”.

El alto funcionario señaló que “lo anterior no los exime de las responsabilidades legales establecidas por los tribunales de nuestro país”, y dijo que rechazó “enérgicamente” actitudes que atentan contra el esfuerzo y compromiso de las Fuerzas Armadas de cooperar en el control. pandemia en el país.

Chile enfrenta una segunda ola con cifras récord de infecciones por Covid-19 y un fuerte empeoramiento de otros indicadores de salud, lo que llevó a las autoridades a imponer cuarentenas que ahora afectan a más de 16 de los 19 millones de habitantes del país. Sin embargo, a pesar de estas drásticas medidas, se ha notado un relajamiento de la disciplina en sectores de la población que no se han abstenido de realizar fiestas, bodas, cumpleaños, carreras secretas de autos y otras actividades, todas ilegales, ahora acompañadas de uniformes en rojo. -manual.

Santiago de Chile, 30 de marzo de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *