Familia de detective Vivanco acusa nuevas irregularidades


Daniela Vivanco, hermana de la subinspectora Valeria Vivanco, entregó detalles de la reconstitución de escena que se desarrolló en la comuna de La Granja y que podría originar un vuelco total en el caso. Además, se refirió a la conversación que sostuvo con una testigo clave, quien le dijo que se acercó por su propio medios a entregar su testimonio.

Además, la joven se refirió a su última charla con la detective asesinada. De paso, denunció una serie de irregularidades.

«Mi hermana ese día salía a las 08:00 horas del día domingo. Yo hablé con ella a las 11:00 horas, la llamé, le pregunté cómo estaba. Me dijo ‘estoy chata, estoy aburrida, me quiero ir a la casa, pero salieron dos homicidios y me voy a tener que quedar’. ¿Por qué a mi hermana se le extienden las jornadas? ¿Por qué a sus buenos compañeros no los dejan descansar? ¿Cómo van a estar con cinco sentido al 100%? Ni siquiera duermen», acusó Daniela.

En diálogo con el matinal de CHV afirmó que «mi hermana estaba dos días seguidos en la institución. Llegaba con una ojeras gigantes a dormir y luego la volvían a llamar. Fue súper comprometida con su trabajo».

Chaleco antibala

«Hay tantas cosas que nosotros podríamos decir ‘esto no tuvo que haber sucedido’», añadió. Luego, se refirió a los chalecos antibalas.

Cabe recordar que, durante el mortal operativo, la detective que falleció por un impacto de balístico no portaba este implemento. Desde la PDI aclararon que esta situación se debió a que el equipo realizaba labores encubierto.

«Yo se lo dije al jefe nacional: ‘señor, mi hermana denunció chalecos vencidos’ (…) Esto no es solamente de boca de mi hermana, sus compañeros también. Hay PDI que se tienen que comprar sus propios chalecos, porque según la institución no hay presupuesto. ¿Cómo es posible que esta gran institución no tenga chalecos para proteger a sus policías? De ahí nos salen dudas; mi hermana siempre tuvo desconfianza en los chalecos. Entonces, hay un montón de cosas que están irregulares en esa institución. Yo no me voy a callar», avisó.

Finalmente, Daniela indicó que «aquí ya saben, cualquier cosa que pase, ustedes ya saben. A mí no me amedrentan. A mí me interesa mi bebé, que era mi hermana (…) la tía de mis hijos que siempre me apoyó. Ella me importa. Su descanso. Y su descanso va a ser cuando se haga justicia».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *