Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención

Roderick Castro, geólogo de 32 años, permanece en estado de “extrema gravedad” tras recibir un impacto cuando estaba en su trabajo.


Conmoción genera en San Felipe la situación que afecta a Roderick Castro Castillo, un joven profesional de 32 años que lucha por su vida tras recibir el impacto de una «bala loca» en San Felipe.

La víctima, que permanece internada en el Hospital IST de Viña del Mar, fue herida en su cabeza y se encuentra con un TEC grave.

De acuerdo a los antecedentes aportados por su familia, el geólogo se alistaba en un casillero de su trabajo cuando recibió el impacto balístico.

En diálogo con El Trabajo, una tía de Roderick contó que su sobrino se encontraba junto a un compañero de labores al momento del hecho. «El colega le dice ‘Rorro, ¿cachaste que se quebró el ventanal?’, y se da vuelta y ve que el Rodrigo cae desplomado al piso, y el Rodrigo recibió el impacto de bala en la nuca, por atrás de la oreja derecha», detalló.

Por su parte, Luis Carrillo, padrino de la víctima, pidió que se haga justicia. «Es un dolor grande que tenemos y a la gente que vio, que por favor coopere con la PDI porque nosotros estamos muy dolidos», indicó al citado medio.

«Lo echamos de menos»

Consultado sobre cómo se enteró de la situación, el hombre sostuvo que «me llamaron por teléfono, (me dijeron) que el niño estaba grave aquí en el Hospital. Por eso partimos todos para acá, esperando la resolución del doctor, nada más».

«El ‘Rorro’ juega a la pelota, tiene hartos conocidos de trabajo y de fútbol, por eso que lo echamos mucho de menos. Ahora que se recupere nomás, porque si hay una posibilidad que se recupere, sería muy bueno para toda la familia», complementó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *