En el seminario “Sistema de Pensiones y su Futuro en Chile”, realizado este martes por el Departamento de Administración de Empresas de la Facultad de Economía y Negocios de la Casa de Bello junto a la Asociación de Directivos Superiores de las Facultades de Administración, Negocios o Empresariales (Asfae),  se analizó el sistema previsional chileno.

Fue una jornada moderada por Pedro Hidalgo, director del Departamento de Administración de Empresas de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, y que contó con la participación de Alejandra Cox, presidenta de la Asociación de AFP; Rodrigo Valdés, exministro de Hacienda; Andras Uthoff, consultor Internacional en temas previsionales y José Luis Ruiz, académico del Departamento de Administración de Empresas de la FEN U de Chile.

En la instancia se discutió acerca del actual sistema de pensiones, propuestas de mejora y el rol de la nueva constitución en las AFP. Al inicio Lupertina Rojas, presidenta de ASFAE, dio un saludo en nombre de la institucion.

Alejandra Cox argumentó que Chile tiene un sistema de pensiones mixto en donde existen beneficios por parte del estado más un ahorro previsional voluntario y/o obligatorio, tal como ocurre en Nueva Zelanda, Australia, México y otros países.

Sin embargo, aseguró que “la diferencia es que el bajo nivel de pensiones que existe en Chile se explican por una baja tasa de cotización, múltiples lagunas, aumento en las expectativas de vida y una disminución de la atención al costo para los afiliados”

A raíz de lo anterior, Alejandra Cox propuso que es posible aumentar las pensiones si se enfocan en: 1) Fiscalizar la obligación a contribuir, 2) Igualar la edad de pensión de mujeres y hombres, 3) Anunciar aumentos en la edad de pensión para las generaciones más jóvenes, 4) aumentar la tasa de ahorro individual obligatorio y voluntario y 5) Mejorar el pilar solidario a través de un aumento a los impuestos.

Rodrigo Valdés comenzó su exposición argumentando que, según la encuesta CASEN 2020, en Chile existe una mayor cantidad de jóvenes en situación de extrema pobreza en comparación con los adultos mayores (el 6,9% de los niños de 0 a 3 años, son considerados pobres extremos, mientras que  los adultos mayores de 60 años y más, sólo el 1,9% representa a este grupo). Es por esta razón que hizo hincapié en considerar los más jóvenes de nuestro país en el pilar solidario.

Andras Uthoff comentó que uno de los principales problemas de nuestro sistema de pensiones es la incompatibilidad entre los principios de equivalencia y de solidaridad en donde existe una generación ya pensionada con ahorros insuficientes.

Agregó que este principio de solidaridad implica que los individuos con fuertes limitantes reciben un subsidio cruzado, de aquellos con pocas limitantes para mejorar su acceso a la cobertura de una pensión digna, lo anterior se debe a un pilar solidario insuficiente y el bajo aporte de los empleadores.

¿Cómo mejorar los principios de equivalencia y solidaridad en un mercado de cuentas de ahorro individual competitivo? Andras Uthoff explicó que “se debe reconciliar los principios de equivalencia mediante una vía de redistribución con beneficios definidos garantizados, como aquellos para el alivio de la pobreza junto a una vía de justicia contributiva con beneficios de contribución definidas pero ajustadas por limitantes, debido a que son los limitantes quienes afectan a la cobertura y suficiencia del sistema”.

Por último, José Luis Ruiz expuso sobre la relación entre trabajadores activos y pasivos en Chile y el resto del mundo, a medida que pasan los años, evidenciando una notable disminución en los trabajadores activos para el futuro.

Además, comentó sobre la rentabilidad real de los fondos de pensiones, desde el Fondo A considerado como el más riesgoso hasta el Fondo E, señalado como el más conservador, el cual anotó la peor caída en los últimos 12 meses. Es por esto, que el académico de la Universidad de Chile hace un llamado a mejorar el conocimiento financiero y previsional, especialmente en los más jóvenes debido a que se genera un mayor impacto en el largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *