Fue alrededor del 2008 cuando Fernanda Ramírez, con solo 17 años, caminó hacia la oficina de su madre por la calle Bandera, en el centro de Santiago.

Ella subió hasta el piso 11, donde trabajaba mamá y, solo cuando la futura actriz pudo encerrarse en la oficina de su jefe, lloró.

«Lloré amarga, desgarradora y desconsoladamente como solo una adolescente con el corazón roto puede hacerlo», contó tiempo atrás la propia actriz a través de sus redes sociales.

Aquel relato fue sobre los momentos posteriores a cuando conoció a su padre, encuentro que resultó de la peor momento.

«No puedo ser tu papá»

Ahora, según consignó Tiempo X, la actriz de Pituca sin lucasPapá a la deriva y Juegos de poder volvió a recordar ese día, en un nuevo capítulo de La divina comida (CHV), el cual se estrenará el sábado, donde compartirá con María José Necochea, Agustín Pastorino y Renato Jofré.

Sobre dicho encuentro, Ramírez simplemente recordó que él le dijo algo así como: «Yo no puedo ser tu papá, yo tengo una familia, no pueden saber que tú existes, a mí me queda la cag… en la vida».

«Olvídate de la idea que puedo ser tu papá», agregó.

Tras aquel momento, la actriz confesó que «quedé destrozada, me costó muchos años superarlo».

Actualmente, la artista espera que entre en vigencia la nueva ley, para así sacarle de encima el apellido de su padre, y quedarse con el de su familia materna.

Revisa acá un adelanto del capítulo

Ver esta publicación en Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *