Un violento hecho tuvo que enfrentar un funcionario de PDI cuando regresaba a su hogar en San Bernardo.

Antes de entrar a su domicilio fue abordado por dos delincuentes que intentaban asaltarlo.

El funcionario puso resistencia, por lo que fue golpeado por los sujetos con el mango de una pistola.

Al caer al suelo, el policía sacó su arma de servicio y percutó tres tiros, hiriendo a ambos antisociales.

Pericias

Los sujetos arrancaron, pero se investiga si se trataría de las mismas dos personas que llegaron heridas de bala al Hospital el Pino.

El detective fue traslado al Hospital de Carabineros para ser asistido por sus lesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *