Los casos sospechosos de Covid-19 que complican al Manchester United


Luego de reunir las firmas necesarias, el fundador de Felices y Forrados, Gino Lorenzini, llegó al Servel para inscribirse como candidato presidencial.

Fue en este contexto que el economista comenzó a saltar en una cuerda.

«¡Payaso!», le gritó una mujer que se manifestaba en el lugar en contra del Sename.

«No, no soy un payaso. Enseño a la gente que se cambie a la vida con deportes», aclaró Lorenzini.

«No, eres horrible. Mira mi cartel… más de lo mismo, ¿no te da vergüenza?», insistió la desconocida, molesta por la intervención del economista.

«No, no me da vergüenza. Estoy muy feliz. Lo que importa en Chile es que tenemos que tener diálogo», se defendió Lorenzini, continuando con sus saltos.

Revisa el curioso momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *