Israel se convierte en el primer país en inocular una tercera dosis


Tras la suspensión de los tres detectives que acompañaban a la subinspectora Valeria Vivanco el día de su muerte, las sospechas de la familia de la víctima apuntan a uno de ellos.

Se trata del detective en cuyas manos se halló partículas características de residuos de disparo de armas de fuego.

Con estos antecedentes, los cercanos a Valeria acusaron un «pacto de silencio» por parte de estos funcionarios tras la detención de dos jóvenes. Los mismos que, finalmente, quedaron libres ante el inesperado vuelco.

En entrevista con CHV Noticias, Marcial Lagos, abogado del detective Leonel Contreras, afirmó que su representado tiene 21 años y que lleva seis meses en la institución.

«Me dice que no hay ningún pacto con nadie. Él nunca se había enterado que la bala no salió de los imputados. Por lo tanto, no hay posibilidad de que entre los tres se pusieran de acuerdo para ocultar el hecho. El Ministerio Público está en un error», afirmó.

Además, Lagos indicó que «es imposible que él haya tenido blanco con Valeria de frente ni de atrás, es imposible, siempre estuvo de costado. Cuando hicieron las siete reconstituciones de escena, donde él fue el último, el fiscal ni siquiera participó y lo dejó solo, sin resguardo policial».

Relato de detective

En la misma línea, detalló que «Leonel escucha un disparo y no pude reconocer si salió del vehículo, salió de atrás o de otro lado. Posteriormente, se mira para saber si estaba herido, mira a su compañera, ella abre la boca y se desploma».

«Luego la suben al vehículo, Leonel la sube en sus brazos, avisan a la central de investigaciones, le toma la herida a Valeria y le hace compresión, sin tener conocimiento de auxilios más comprometidos, pero ve cómo ella se está desvaneciendo», indicó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *