Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


Un fuerte relato compartió Pablo, el vecino de Recoleta cuya mano fue cercenada tras ser agredido en un local del mall chino. De acuerdo a los primeros antecedentes, el cliente fue acusado de robo por parte de un locatario, quien terminó agrediéndolo con un machete.

Cabe consignar que, a raíz de esta situación, el hombre de nacionalidad extranjera quedó en prisión preventiva.

Al respecto, la víctima contó en Bienvenidos que «la persona que estaba agrediendo en ese momento era el chino y nadie lo podía detener, porque estaba con un machete».

«El tipo no quería dejarme salir. Yo le pego, no le niego, pero yo le pego para inhabilitarlo y que me deje salir. El tipo no lo soltó. Yo fui a agarrarle la mano y me tiró el machetazo para poder decapitarme, si me lo tiró a la cabeza», reveló, ante la sorpresa de los panelistas.

Impactado por el relato, Sergio Lagos le preguntó al entrevistado si, luego de la agresión, el locatario intentó ayudarlo. «Siguió atacando. Cuando veo que mi mano cae, yo la recojo, me la pongo debajo de la axila y con la mango de mi chaqueta me hago un torniquete, intentando salir», respondió Pablo.

«Mi señora estaba en shock, un tipo que estaba ahí le tomó y la subió al auto. Yo vivo a 50 metros, nunca había tenido ningún tipo de problema», añadió.

Además, reveló que «yo decidí hacer esta entrevista porque Carabineros y PDI no me han pedido mi declaración ni nada».

«Yo veo la mano botada, la tomo y lo primero que pensé fue en mantenerla a salvo, para ver una posible reubicación, pero yo ya había entendido que la había perdido», señaló.

«Tiene que pagar»

En uno de los momento más fuertes de la entrevista, la víctima recordó que al llegar a una unidad policial cercana, personal de Carabineros «se portó muy bien, volaron en mi situación. Mi señora iba gritando. Un carabinero pregunta ‘qué pasa’ y vengo yo y le digo ‘me cortaron la mano’ y se la muestro. Mi mano tiraba sangre y ahí salieron todos con bolsas de hielo».

Las palabras de Pablo remecieron a Tonka Tomicic y Sergio Lagos, quien se tomó la cabeza, incrédulo por la situación.

«Fue todo muy chocante. Muy duro. Y el tipo tiene que pagar», sentenció el entrevistado.

«Es terrible, es un daño de por vida», complementó Tonka.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *