Una fuerte amenaza habría recibido Johanna Hernández por parte de su ex pareja, Francisco Silva. Se trata de ambos condenados por el crimen del profesor Nibaldo Villegas, ocurrido en agosto de 2018, en la comuna de Villa Alemana.

Mientras que el sujeto cumple su condena en la cárcel de Playa Ancha, en Valparaíso; Hernández lleva dos de los 40 años que debe completar tras las rejas en la Cárcel de Mujeres de San Joaquín.

Luego de su comentada entrevista a Informe Especial, Johanna entregó nuevos antecedentes acerca de su relación con el paramédico. Si bien el vínculo amoroso ya no existiría, Silva se las arregló para contactarse con ella vía telefónica y proponerle un plan para reducir la pena.

«La primera llamada que recibí de él fue por videollamada, por WhatsApp. Era un número desconocido y lo contesté. Me dice ‘hola chanchita, ¿cómo estai?’. Yo quedé ahí paralizada. Empezó a decirme que había hablado con una abogada. Que para poder abrir el caso se necesitaban pruebas nuevas», reveló la asesinada del profesor a 24 Horas.

De acuerdo a Johanna, Silva le explicó que «una de las pruebas nuevas podría ser que yo dijera que había mentido en el juicio, que yo había matado a Nibaldo y que él solo había sido cómplice, entonces a él le rebajarían los años y que lo mío quedaría como un simple arrebato y que también me rebajarían los años».

«Yo le dije que no lo iba a hacer, y me dijo ‘si tú no lo haces acuérdate que tengo gente en la calle’», añadió.

A raíz de esta situación, Hernández aclaró que «todas las amenazas que me han llegado de él se las he hablado a Gendarmería y las tomó el Ministerio Público, ahora tengo que ver que va a suceder con este tema».

Llamada telefónica

Por su parte, el abogado de la condenada confirmó al citado medio que «esos antecedentes se aportaron a través de Gendarmería, se hizo la denuncia respectiva y esto llegó al Ministerio Público que está realizando la investigación que corresponde. En base a la investigación previa que se está realizando nosotros presentaremos una querella por amenaza de muerte».

En relación al uso de teléfonos celulares en los respectivos recintos penitenciarios, se aclaró que las internas pueden acceder a un teléfono celular los días martes y jueves (durante 3 horas). Fue en este contexto que Silva se habría contactados con Johanna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *