Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


Un capítulo de alto impacto fue el que emitió este jueves Informe Especial, quien estrenó su nueva temporada con una exclusiva entrevista a Johanna Hernández desde la cárcel de mujeres de San Joaquín.

La mujer, quien fue declarada culpable por el crimen del profesor Nibaldo Villegas el año 2018, rompió el silencio y habló por primera vez del homicidio a su pareja.

Tal como había ocurrido en su declaración en el Juicio, Hernández culpó de los hechos a Francisco Silva, con quien mantenía un relación paralela.

De hecho, en la charla realizó un mea culpa sobre esa situación, la cual gatillo una serie de episodios que terminaron con el asesinato de Villegas.

“Él me revisaba todos los mensajes de WhatsApp, entonces se daba cuenta que seguía con Nibaldo”, afirmó. Además, contó que todo eso generó que su nueva pareja comenzara con las agresiones en contra de ella.

De hecho, Johanna relató que a raíz de esos acontecimientos fue diagnosticada con depresión. “Caí hospitalizada por un intento de suicido. Me tomé 60 clonazepan y 30 sertralina. Me corté los brazos”, reveló.

Pero eso no es todo, pues Hernández también contó detalles de cómo se concretó el crimen del profesor. En ese sentido, juró que fue Silva a quien se le ocurrió la idea de acabar con su vida.

“Solo me dijo que quería contratar a alguien para matar a Nibaldo. Yo le dije: ‘¿Cómo vas a hacer eso si no tienes ni plata para pagar la pensión de tu hija?’ No le tomé la importancia que debí haberle tomado. No pensé que lo iba hacer”, confesó.

Posteriormente, la reclusa se refirió a cómo Francisco Silva craneó el asesinato, el cual se concretó en la celebración de su cumpleaños. De acuerdo a su relato, organizó un encuentro entre ella y el docente.

“Yo le dije tú haz lo que tengas que hacer. Yo ya no le debatía. Jamás hubo un plan”.

Johanna Hernández contó detalles del crimen

Posteriormente, reveló que todo lo que vino después lo hizo siguiendo las indicaciones De Silva.

“Me dijo que tenía que darle las pastillas y que le iba a pasar lo mismo que me había pasado a mí cuando me traté de matar. Jamás pensé que lo iba a matar”, sostuvo.

Y sobre la misma, realizó una impactante confesión: contó cuáles fueron las últimas palabras de Nibaldo.

“En ese momento no pensé nada, solo en obedecer, tenía 40 minutos. Cuando él (Villegas) subió a preparar la película yo eché las pastillas al vaso. En 10 minutos él ya no coordinaba, se quedó dormido con un sushi en la boca. ‘Te amo’ fue lo último que me dijo“, recordó.

Tras cartón, dijo que el otro acusado del homicidio ingresó a la casa para concretar el crimen.

“Podría haber pedido ayuda. Recuerdo el miedo, nada más. No atiné a hacer nada”, agregó, inculpando nuevamente a quien era su pareja. Yo nunca vi el cuerpo de Nibaldo, yo solo lo dejé en la cama. Después vi un bulto. Jamás toqué el cuerpo, nunca quedé con sangre”, agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *