Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


El partido de ayer entre el Niza y el Olympique de Marsella de Jorge Sampaoli se convirtió en un gran escándalo.

Cuando corría la segunda mitad, el jugador del Olympique, Dimitri Payet, recibió proyectiles desde la barra local.

Tras eso, el jugador cansado del hostigamiento devolvió un proyectil a la barra.

Los ultras del Niza enfurecieron y se metieron al campo de juego para agredir a Payet, provocando una gresca de proporciones entre el equipo de Sampaoli y dicha afición.

Fue allí que el ex DT de La Roja se sumó a la batalla para defender a sus pupilos.

El encuentro terminó suspendido.

Sampaoli pide explicaciones

Luego de la polémica generada y después de que la fiscalía francesa abriera una investigación al respecto, el DT argentino utilizó sus redes sociales para opinar.

El estratega subió una foto del incidente con la frase «Inaceptable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *