Sigue la batalla legal entre José Miguel Viñuela y José Miranda, el camarógrafo de Mega al que el animador le cortó el pelo durante una de las emisiones de Mucho gusto.

De hecho, ayer miércoles se vivió un nuevo capítulo, luego de que Viñuela, por segunda vez, no se presentara a la audiencia de conciliación en el 23° Juzgado Civil de Santiago.

Por parte de Viñuela, eso sí, se presentó Ignacio Rivadeneira, su abogado y también esposo de María Luisa Godoy, quien rápidamente esquivó a los micrófonos: “No voy a dar declaraciones porque este es un tema judicial”.

Roberto Ávila, el abogado del camarógrafo, sí habló y comentó a la salida que la audiencia se extendió por apenas cinco minutos, debido a que el animador no apareció.

También se refirió al tenso momento que vivió en las afueras del juzgado tras hablar con Rivadeneira, su colega:

“Me formularon ciertos reproches de como yo tenía que actuar, cosa que no le tolero a nadie. Yo no soy subordinado de nadie, menos de un abogado de la contraparte”, explicó el abogado de Miranda.

No se pudo avanzar

Sobre la instancia que finalmente fracasó, Ávila explicó que “la idea era poder iniciar un proceso de conversación donde las partes exponen sus pretensiones y se puede llegar a un advenimiento”.

Y agregó: “El tribunal nos instó a eso, pero lamentablemente la representación judicial de la contraparte parecía más bien ofuscado. Y en ese escenario es difícil conversar”.

El periodista a cargo del contacto en vivo, también notificó que pudo hablar fuera de cámara con José Miranda, del que aseguró que “estaba bien, pero que él no ha tenido ningún contacto con José Miguel Viñuela hasta ahora”.

¿Y ahora qué sigue?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *