Disney responde a Scarlett Johansson tras demanda


«El país va cambiando y hoy día estamos en un escenario completamente distinto y creo que la Teletón no debe ser un espacio que tengamos que seguir propiciando, realmente».

Con estas palabras el programa «Estallido Cultural», la constituyente Malucha Pinto desató la polémica en redes sociales.

Una de las primeras en cuestionar los dichos de la actriz fue la presentadora de televisión Marcela Vacarezza.

«Qué fácil decirlo. Miles se beneficiaron con ella y lo siguen haciendo; ojalá nunca tenga que recurrir a ella», escribió la sicóloga en su cuenta de Twitter.

En un tono mucho más duro, Paty Maldonado recordó que «la señora Malucha Pinto era totalmente desconocida, era una actricita más del montón de actrices ¿Cómo se hizo conocida? En televisión, en Canal 13, en Sábado Gigante, donde estaban los Eguiguren… o sea, Sábado Gigante le dio de comer».

Por su parte, Valeria Arias, quien fue «niña símbolo» de la segunda edición de la Teletón en 1979, también se refirió a los dichos de Pinto por medio de un video.

«Yo fui paciente de la Teletón (…) y quiero contarles la verdad de lo que es el Estado. Actualmente, siendo adulto, un adulto se demora postulando al Senadis, ocho años en obtener su par de prótesis. Eso quiere decir que se arrastra en su silla de ruedas por ocho años», explicó.

«No quiero que desaparezca»

En la misma línea, sostuvo que «por eso es importante la Teletón, porque la sociedad civil se organiza en un acto de libertad, donde cada persona saca de su bolsillo, porque quiere darle una clínica privada, una atención de lujo a la Teletón».

«Además de eso, que el Estado me saque plata de mi bolsillo para que la constituyente Malucha Pinto esté bailando la ronda de San Miguel, me duele, porque es mi platita y me cuesta ganármela. He trabajado toda mi vida», agregó.

Finalmente, Valeria recalcó que «yo no quiero que desaparezca la Teletón, porque la Teletón le da dignidad a la infancia de los niños en Chile».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *