Desde que comenzó El Discípulo del Chef, Fabricio Vasconcellos y Sergi Arola han protagonizado más de un encontrón. Las fuertes personalidades de ambos chocan y, como ambos son del equipo rojo, no hay capítulo donde no se agarren de las mechas.

De hecho, eso fue justamente lo que ocurrió en el capítulo de este miércoles del programa de Chilevisión, donde incluso se pusieron a pelear frente a los comensales.

Todo surgió cuando el bailarín le alegó porque no encontraba unas tijeras. “Esta es la cocina con más elementos que vas a ver en tu puñetera vida. Nunca vas a ver un restaurante con tantos elementos como en esta cocina. Acá hay de todo, en los restaurantes normales no”, le contestó Sergi.

Tras cartón, el brasuca le contestó sin pelos en la lengua. “Tampoco hay un chef hincha pelotas”, le lanzó. “Yo en mi restaurante soy bastante más hincha pelotas”, respondió con ironía de vuelta el español.

Posteriormente, el round siguió en medio de la preparación del postre. Esto, porque Fabricio no le hizo caso al chef, quien le había dicho que hiciera un merengue para acompañar el arroz con leche. Sin embargo, Vasconcellos decidió colocarlo solamente como adorno.

Por lo mismo, esa situación enfureció a Sergi, quien no se aguantó y lo retó frente a todos.

«Qué has hecho Fabricio. Yo no quería eso, quería que cubrieras el merengue con el arroz con leche», le dijo cuando cachó que estaba aplastando el merengue con una olla.

«Yo tengo un montón de crema, tranquilo», le respondió el ex Porto Seguro para tratar de calmar las aguas. Eso sí, nada de eso ocurrió.

Tenso encontrón

Luego, Sergi explicó su molestia en las clásicas entrevistas que se realizan fuera de la cocina.

«Le dejé demasiada correa a Fabricio, algo que tengo que controlar, porque cuando le dejas se va. Está más pendiente de la presentación que del sabor”, aclaró.

Fabricio, por su parte, se defendió: “A mí no me gusta el arroz con leche con merengue. Si lo pongo abajo, cumplo con Sergi, pero no le saco lo que me gusta, que es el arroz con leche”.

De vuelta en la cocina, Arola nuevamente le puso los puntos al participante. «Te di un dedo y te comiste el brazo, ¿estás dispuesto a aceptar la responsabilidad? Luego no te quejes”, le advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *