Fotos: cortesía de Radio Universidad de Chile.

El Banco de Diputados y Diputados del PPD pidió enérgicamente la aprobación del proyecto Muerte Digna y Cuidados Paliativos, más conocido como eutanasia, en la Cámara de Representantes y lo envió al Senado para su Segundo Procedimiento Legislativo esta semana.

El diputado del PPD Ricardo Celis, ex presidente del Comité de Salud y bajo cuyo liderazgo se elaboró ​​gran parte de este texto el año pasado, enfatizó que este es el proyecto valioso más importante de los últimos años en nuestro país. “Al brindar cuidados paliativos, esta iniciativa permite a las mujeres y hombres chilenos que padecen enfermedades terminales y dolores incurables, con pocas alternativas terapéuticas y muy bajas expectativas de recuperación, tomar una decisión muy humana de acabar con su vida lo antes posible para no ser sometidos a esta dolorosa situación que les afectará a ellos, su familia y seres queridos, explicó la eurodiputada Celis.

Asimismo, uno de los coautores del proyecto, el diputado Tucapel Jiménez, afirmó que “es el derecho a no sufrir dolor y sufrimiento, dando a las personas la oportunidad de optar por la ayuda médica para morir de manera digna. Es una decisión de un paciente adulto que expresa libremente su voluntad. La pregunta que debe hacerse es si es razonable que esta persona siga viviendo con este dolor si ya no quiere sufrir. Esto abre una oportunidad legal y valiosa para poner fin a este dolor. No pretendemos imponer nada, pero cualquier persona con total libertad es libre de elegir. No tenemos derecho a negarle esta opción.

En tanto, el diputado independiente y miembro del Comité de Salud, Dr. Patricio Rosas, señaló que “la ley de eutanasia que se va a votar en la Cámara es una ley humanitaria que confirma la decisión informada avalada por el equipo médico de que el paciente es incurable y sin dolor. “Tolerables o no controlados por los cuidados paliativos, pueden decidir no seguir experimentando ese sufrimiento. Es una iniciativa compasiva y empática que debemos respaldar como Parlamento y como país ”.

Por su parte, la eurodiputada Andrea Parra, quien también es miembro de este organismo, ha señalado que “todo diputado debe votar este asunto de forma consciente y humana. Establecemos el derecho de las personas a morir con dignidad. Aquí hubo diálogo, apertura por todos lados, para que pudiéramos tener el derecho que mucha gente había estado esperando durante años “.

Este borrador, discutido desde 2014 y aprobado en general por la Cámara en diciembre, tuvo modificaciones en la Comisión de Salud. Así, existía el requisito de tener al menos 18 años, tener una enfermedad diagnosticada y estar al tanto de la decisión tomada, la cual debe ser revisada por un especialista. También se estableció la posibilidad de objeción de conciencia por parte del médico tratante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *