Luis Núñez habla desde la cárcel y alega inocencia

Los casos sospechosos de Covid-19 que complican al Manchester United


Luis Núñez lleva 18 meses encerrado en la cárcel de Seguridad de Santiago. A esos se suman otros 14 meses de estar prófugo en Bolivia.

El ex futbolista es acusado de ser el autor del homicidio de Juan Pinto Vásquez, «El trompi», que disfrutaba de su cumpleaños con amigos. Según la investigación, Núñez junto a Andrés Vergara fueron vistos portando un arma de fuego. Eran de bandas rivales.

Todo habría pasado a las afueras de la casa en que iban a comprar gramos de marihuana, en La Legua. A Núñez se le acusa de darle protección a Vergara, quien -según la investigación- tiró el gatillo una y otra vez contra la víctima.

A raíz de esta situación, «Lucho Pato» arriesga presidio perpetuo.

En entrevista con Bienvenidos, Núñez revivió la detención en tierras altiplánicas. «Lo único que pensé era en no verle la cara a mis hijas (de 11 y 15 años, respectivamente), porque las expusieron a que me vieran cómo me detenían. Mi hija está con psicólogo, llora, se siente culpable porque dice que por culpa de ella me pillaron, porque fue la última persona con la que hablé (por teléfono)», contó.

«Lo único que pensé es que no me pillaran ahí, mi hija estaba a cuatro metros, pero no había nada que hacer. Siento vergüenza de volver a verla ahora, porque nuevamente mi hija ‘es la hija de Luis Núñez’. Yo vivía con mi mujer, mis dos hijas y mi suegra, esa era mi vida en Bolivia. Fueron los dos años más lindos de mi vida», reveló.

Junto con alegar inocencia, el otrora crack de la UC sostuvo que «es una maldad que me están haciendo, una cosa que no tiene explicación. Yo sí estaba en el lugar, el problema no es mío. El problema es que mi hermano estaba pololeando con su mujer actual, ese es el problema. Y por eso se forma la pelea, se forma la balacera y se forma todo».

Además, aclaró que «no es si se confundieron o no se confundieron, el problema es que es mentira. La persona que me está acusando está presa por homicidio y la otra persona que me viene acusando también está presa por homicidio. Me gustaría saber qué le hice yo a ella para que me esté haciendo este año. No se acuerda que ella se crió conmigo, que comía en mi casa. Yo no disparé, no tenía ni siquiera una pistola. Si hubiese tenido una pistola, me pongo lo pantalones y asumo mi responsabilidad».

Huelga de hambre

«Yo fui futbolista desde los 10 años, a mí no me enseñaron a vengarme, ese no fue mi crecimiento. A mí me enseñaron a ganar, a triunfar. Lamentablemente me equivoqué, tomé malas decisiones, pero ahora eso quiero: luchar y triunfar», añadió.

Entre lágrimas, Núñez indicó que «estoy arriesgando 17 años de mi vida por algo que no hice».

En caso de ser sentenciado, el ex futbolista avisó que «me voy a volver loco, nunca más voy a probar un bocado o voy a tomar agua. Voy a hacer la huelga más extrema que exista. Yo soy inocente, no voy a dejar que me condenen».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *