La defensa del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva volvió a solicitar a la Corte Suprema que extienda la decisión sobre el sesgo del ex juez Sérgio Moro a otros juicios, informó hoy el Consultor Jurídico.

El sitio web asegura que en un documento enviado a 11 jueces del Tribunal Supremo Federal (STF), los fiscales defendieron la tesis de que el hábeas corpus, por sospecha de parcialidad del ex juez Sérgio Moro en el proceso penal contra Lula, puede perder el propósito, el demandante.

Tal hecho habría tenido lugar si el pleno del tribunal superior hubiera aprobado la decisión del ministro Edson Fachin, quien declaró incompetente al 13 ° Juzgado Federal de lo Penal de la ciudad de Curitiba, en el sur, en los casos de un exlíder obrero.

La defensa de Lula dejó en claro que, de hecho, los fiscales querían convertir el pleno del FSS en un órgano de apelación para decisiones de segunda clase.

Afirmó que los investigadores no podían actuar en hábeas corpus en la Corte Suprema.

Según los abogados, las únicas partes en esta denuncia constitucional son los peticionarios, el imputado y el Fiscal General de la República, quienes únicamente deben emitir opinión sobre el caso.

Además, como advirtieron, los fiscales “actúan sin explicar la naturaleza de la intervención realizada con la intención de modificar la resolución colegiada emitida en este proceso reconociendo la sospecha (arbitrariedad) del ex juez Sergio Moro”.

Según los abogados, la manifestación demuestra una vez más que los miembros del Ministerio Federal de Asuntos Públicos en Curitiba nunca han actuado desinteresadamente hacia el expresidente.

Por el contrario, agregaron, como se demuestra en este proceso, los integrantes de la Operación Lava Jato en los casos Lula “siempre actuaron detrás del entonces juez Sérgio Moro”.

En ocasiones, como ejecutores de sus lineamientos procesales o como abogados, “además de las numerosas ilegalidades mencionadas en la petición original y reforzadas en la presentada el 1 de abril”, acusaron.

La sospecha de Moro fue reconocida el 23 de marzo por la Corte Suprema en un juicio que involucró a un departamento de tres pisos en el interior de Sao Paulo.

Mediante una segunda sentencia judicial anterior del 8 de marzo, se anularon todas las sentencias dictadas por el exministro de Justicia mientras era juez federal en el caso Guarujá, incluidas las que se encontraban en la etapa de instrucción.

La defensa dijo que el fallo de parcialidad se extiende a los juicios en la sede del Instituto Lula, incluso sin sentencia, y la instalación de Atibai donde fue condenado el exlíder obrero.

Brasilia, 6 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *