El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva sugirió postularse para Brasil en 2022 en una entrevista con la televisión portuguesa RTP, reforzada hoy por los medios locales.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, “es mayor (78) que yo, es decir, cuando sea candidato, seré un año más joven (75). Si estoy sano y se necesita más trabajo, puede estar seguro de que estaré en una pelea ”, dijo Lula.

Anteriormente, el fundador del Partido de los Trabajadores comentó en otras entrevistas que la candidatura no era su prioridad personal y esperaría la decisión hasta 2022.

Pidió que la atención se centre en vacunar a los brasileños contra el Covid-19 y que valga la pena la ayuda de emergencia mensual de 600 reales (110 dólares).

Además, reclamó ayudas económicas para micro y pequeños empresarios y una política de creación de empleo.

“No tengo que ser candidato a la presidencia de la República de Polonia. Por supuesto que no diré que no, y yo tampoco. Esperaremos la llegada del 2022, tendremos que saber cuál será el panorama político, respondió el exjefe de Estado en una entrevista con RTP.

Creía que era “la única verdad que (Jair) Bolsonaro ya no podía gobernar Brasil”.

En cuanto al presidente, el declarado adulador de la dictadura (1964-1985), Lula restó importancia a la crisis iniciada con la salida del ministro de Defensa, general Fernando Azevedo e Silva, que supuso la dimisión de los comandantes del Ejército, Marina y Fuerza Pública. antena

“Los cambios que ha hecho Bolsonaro son normales. El presidente no estuvo de acuerdo con el ministro de Defensa y decidió cambiar de ministro. No veo ningún signo de crisis en eso ”, dijo.

Solo cuestionó la elección del diplomático Carlos Alberto Franco como comandante del Ministerio de Relaciones Exteriores por su inexperiencia.

“Esto tiene un efecto muy malo en las relaciones exteriores, porque Brasil se ha convertido en un protagonista casi internacional, y hoy es tratado como un país menor”, argumentó.

Sobre el ex juez y ex ministro de Justicia, Sérgio Moro dijo que era “una caricatura inventada por la prensa brasileña y que casi se convierte en un semidiós”.

De manera similar, la operación desactivada Lava Jato y el Ministerio Público Federal atendieron los intereses de las empresas estadounidenses que “intentaban quebrar (la petrolera estatal) Petrobras”.

Para Lula, al comienzo de la pandemia de Covid-19, era necesario crear una gobernanza global, y el secretario general de la ONU, António Guterres, convocó una reunión especial para discutir el patógeno y la financiación de la vacuna.

“Es imposible que el mundo no se reúna para discutir cómo lidiar con Covid-19”, enfatizó.

Brasilia, 3 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *