Madre de Tomás sufre por inesperada muerte de su perrito

Constituyentes sorprendieron al llegar disfrazados a la Convención


Un nuevo golpe sacudió este jueves a Estefanía Gutiérrez, la mamá de Tomás Bravo, el pequeño de 3 años y 7 meses que fue encontrado sin vida en Caripilún tras permanecer varias semanas desaparecido.

A través de sus redes sociales, la mujer informó la partida de su perrito, quien respondía al nombre de Teddy Ignacio.

“Lo atropellaron!! De nuevo se fue uno de los seres más importantes para mí, el que me acompañaba en mis noches vacías, el que dormía conmigo apegadito a mí todos los días. ¿Por qué me dejaron solita?”, escribió Gutiérrez en su cuenta de Instagram.

Y en esa misma línea, contó detalles del lamentable hecho. “Estábamos compartiendo con visitas y lo estábamos mimando, haciéndole cariño y contemplando porque ponía su carita de pena y de repente abrieron la puerta, salió corriendo y pasó esta maldita tragedia. Era como si se hubiera estado despidiendo”, complementó.

Sin embargo, Estefanía fue más allá y compartió un profundo relato sobre la importancia de su fallecida mascota.
“Teddy era más que un perro, era nuestro hijo perruno, el regalón, el mañosito. El que dormía con nosotros desde que llegó. El guardián de la casa. ¿Por qué nos dejaste, cuando más te necesita? Teddy estaba desde antes que naciera mi bebé (Tomás) y desde que llegó Tomi lo cuidaba mientras dormía, jamás se puso celoso y no dejaba que nadie se acercara a él. Como pueden ver salen en muchas fotos con mi hijo. Eran inseparables”, reveló.

El desahogo de Estefanía

Además, recordó la reacción que tuvo el canino cuando desapareció su hijo.

“Cuando mi bebé se perdió, Teddy lo salió a buscar con policías y familiares míos. Teddy quería encontrar a mi bebé y cuando pasó esta maldita tragedia, Teddy estuvo muchos días enojado y apegado a mí sin entender nada. No creo en estas cosas, pero es como si fuera una maldición. Una cosa tras otra, ya no puedo más con todo esto!! ¿Por qué diosito? Se han ido los que más quiero. ¿Qué más va a pasarme? Pero sé que aunque no tenga nada seguiré creyendo en usted. Por favor dame una respuesta. Te extrañaré mi Teddy, nunca te olvidaremos hijo perruno”, se desahogó.

Por último, le hizo un llamado a los conductores para que tenga más ojo a la hora de manejar.

“Por favor, los vehículos que tengan precaución pasan a toda velocidad por acá!!! Puede pasar otra tragedia, tengan cuidado. Qué rabia, espero que el que atropelló a mi perrito su conciencia no lo deje tranquilo, que le pida perdón a dios porque como iba no era una velocidad prudente”, cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *