Durante la jornada del  miércoles, María José Quintanilla quedó irreconocible al sumarse a la campaña de Mi Causa, Mi Mega, la misma donde hace algunos días Rodrigo Sepúlveda se caracterizó como si fuese una persona de la tercera edad.

La cantante también aceptó el desafío de la estación de Vicuña Mackenna y se entregó a las manos de los maquilladores de la señal, que busca que algunos de sus rostros se pongan en la piel de alguien mayor.

«Es fuerte la sensación», fueron las primeras palabras de la ex Rojo al mirarse al espejo y verse casi irreconocible.

Sin embargo, la actual conductora de La Hora de Jugar quiso destacar que, a pesar del tremendo cambio, había rasgos que le recordaban mucho a su madre.

«Me parezco a mi mamá, la parte de los ojos y los pómulos… es muy lindo», mencionó antes de quebrarse por la emoción.

«El día en que me vea así real en el espejo, que cada marca sea una historia para contar», fue la reflexión siguiente que hizo la cantante al pensar en el futuro.

Además, Quintanilla agregó que «y creo que cada momento cuenta, porque a esta edad no hay mañana».

Finalmente, dijo «que aprendamos a valorar a aquellos que nos criaron, nos cuidaron y nos enseñaron».

Revisa acá el momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *