Disney responde a Scarlett Johansson tras demanda

Era la recta final de un encuentro entre el FC Cincinnati y el Orlando City, un insólito momento se vivió en la cancha, cuando el pequeño se robó el protagonismo.


Cuando el partido entre el FC Cincinnati y el Orlando City —válido por la MLS de Estados Unidos— iba en el minuto 70, un niño de solo dos años entró corriendo a la cancha, mientras las acciones del encuentro se desplazaban hacia otra área del campo.

Un instante después, apareció corriendo su madre detrás, quien fue tras él hasta atraparlo, para resbalarse cuando lo capturó.

Así, salió con apuro junto al menor del campo, bajo la mirada del personal de seguridad y de miles de espectadores.

Los protagonistas del momento fueron Morgan Tucker y su hijo Zaydek, oriundos de Ohio, según consignó Infobae.

«Oh, Dios Mío»

Sobre lo ocurrido en el pasto del TQL Stadium, en Cincinnati, ella contó que «literalmente miré hacia otro lado por un segundo y vi que estaba debajo de la cerca y dije: ‘Oh, Dios mío’».

Tras ello, «tuve que saltar por encima de la puerta y luego corrí tras él», relató Tucker. La mujer corrió varios metros para pillar al pequeño.

«Cuando me deslicé y lo tacleé, no sentí ningún dolor, pero al día siguiente estaba adolorida», reveló. «Todo fue pura adrenalina, tenía tanto miedo de que le golpearan en la cabeza con una pelota de fútbol».

«Todos gritaban y vitoreaban y sabía que no estaban animando por el juego», cerró. «Mi cara estaba roja como un tomate».

Revive acá el momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *