Las diputadas del PPD, Patricia Rubio y Carolina Marzán, oficiaron al ministro de Salud, Enrique Paris, y al director del Hospital Roberto del Río, Néstor Ortega, con el fin de que se entregue la mayor cantidad de antecedentes.

Esto, por un video difundido en redes sociales, donde se puede apreciar a una niña, paciente oncológica, amarrada y orinada en su cuna.

Asimismo, solicitaron a la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, que se haga parte del asunto, a través de las facultades que le otorga su cargo.

«Estamos frente a una grave situación de indignidad a la que fuera sometida la niña por parte del personal de la salud del Hospital Roberto del Río», afirmó la diputada Rubio, presidenta de la Comisión de Familia de la Cámara.

«Es por ello que hemos solicitado explicaciones al Ministro Paris y al Director del hospital para que informen sobre la situación que vivió esa paciente y de las acciones tomadas al respecto. Resulta evidente la necesidad de establecer garantías de la niñez en los niños, niñas y adolescentes», agregó.

La parlamentaria sostuvo que «es impresentable que una contención, en un hospital público del país, sea de manera. No podemos tolerar que una paciente de un año viva su enfermedad en esas condiciones».

«A todos los niños, niñas y adolescentes de este país se les debe garantizar una salud digna, un acompañamiento lo más reconfortante posible, de manera que puedan, junto a sus familias, sobrellevar estos momentos tan difíciles de la mejor forma», agregó Rubio.

«Frialdad»

Por su parte, la diputada Marzán aseguró que «estos oficios formalizan las gestiones que desde ayer hemos estado realizando».

«Al ver esta terrible situación me comuniqué con el ministro Paris para solicitar se aclarara el por qué de este ‘protocolo’ deshumanizado. No puede ser que se amarre a una bebé y se le mantenga en condiciones de evidente descuido y mal trato», dijo.

«Esto vulnera los derechos de la niña, atenta contra su dignidad, le deja traumas arraigados en su inconsciente y hace un brutal llamado a humanizar la atención en el sistema de salud», complementó.

Marzán planteó que «existan protocolos que prioricen amarrar a una bebé antes de permitir que su madre cuide de ella, es francamente una deshumanización de la atención que no puede seguir presentándose en hospitales de nuestro país».

«Es hora de poner más calor humano en la frialdad que muchas veces se siente en un hospital», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *