El beneficio de esta red, que ya ha ayudado a más de 14 millones de personas, es una ampliación de los ingresos familiares de emergencia hasta junio, una factura de un nuevo bono y préstamo para la clase media, mejora del seguro de desempleo, una ampliación de los subsidios protege y nuevos subsidios. para el empleo, apoyo a las pymes y fortalecimiento del plan de salud. Fotos cortesía de gob.cl

Con diferentes puntos de vista sobre el escepticismo y el apoyo, hoy se le juzga en pimiento rojo un nuevo paquete de ayuda anunciado por el gobierno para aliviar las dificultades económicas de miles de familias causadas por Covid-19.

El presidente Sebastián Piñera dio a conocer ayer por la noche un plan de $ 6 mil millones en la cadena nacional, que dijo tiene como objetivo extender y fortalecer las medidas de protección social ya implementadas por el Ejecutivo.

El mandatario admitió que “la escala y extensión de la pandemia y la recesión global siguen golpeando fuertemente a las familias chilenas”, por lo que este programa apunta a llegar a más personas con efectivo, para quienes ha anunciado extensiones de bonos, creación de otros y nuevos préstamos. , incluyendo para la clase media.

Piñera lanzó el plan el mismo día en que se conoció que cerca de 14 millones de los 19 millones de habitantes del país serían puestos en cuarentena a partir del próximo jueves.

Entre las primeras reacciones, el secretario general del gobernante Partido Renovación Nacional, José Miguel Arellano, dijo estar “muy feliz” porque el mandatario escuchó la sugerencia de buscar fórmulas más rápidas, con menos requisitos y mejores para más personas.

Otros políticos de derecha han hablado de la misma manera, pero las opiniones de la oposición difieren, y el ex candidato presidencial Marco Enríquez Ominami del Partido Progresista describió la declaración como más similar.

Por su parte, Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, la segunda ciudad más importante del país, aseguró en Twitter que “la gente necesita con urgencia el apoyo del Estado, pero la lógica neoliberal en la que subsiste este gobierno es perversa y rayana en la limosna”. Si no “aplica”, “no califica” o se endeuda, se quedará solo.

Desde el punto de vista de la democracia cristiana centrista, el diputado Matías Walker creía que, según la propuesta de la oposición, proporcionar un ingreso universal de 400.000 pesos (alrededor de $ 550) para todos los desamparados y la clase media para junio sería un problema menor.

Agregó que las pequeñas y medianas empresas que necesitan capital más que exenciones fiscales, así como cientos de miles de desempleados y jubilados, permanecen en el aire en este paquete.

Por su parte, la diputada del Frente Verde Social y Regional, Alejandra Sepúlveda, aseguró que los chilenos pidieron urgentemente ayuda simple y universal, pero el mandatario insiste en hacerlas complejas y parciales, y la red de seguridad sigue llena de agujeros y desconexiones.

Santiago de Chile, 23 de marzo de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *