Los tres candidatos presidenciales peruanos proponen distintas opciones de gobierno en caso de ser elegidos, dada la certeza de que la fragmentación política significa que ninguno podrá tener mayoría propia en el parlamento.

Un tema que preocupa mucho a los analistas y que crea el riesgo de que continúe la inestabilidad política del final del período constitucional -en el que hubo cuatro presidentes-, fue planteado en diversas áreas por Verónika Mendoza, Keiko Fujimori y Hernando de Soto. .

La progresista Mendoza, del bloque de izquierda Juntos por el Perú, ha señalado en repetidas ocasiones que quien gane la presidencia no podrá resolver por sí solo la grave crisis de salud, económica, política y social que atraviesa el Perú, a lo que dijo: su caso, convocará una coalición democrática.

Dicho frente incluiría a “todos los peruanos democráticos y honestos” fuera del parlamento ya todas las fuerzas políticas y sociales en torno al programa de contingencia.

Explicó que el programa prevé la inmunización generalizada, gratuita y ordenada contra el Covid-19, el suministro de oxígeno a las personas gravemente infectadas que hoy son pocas y la reactivación económica con creación de empleo y contenido social.

Por su parte, el neoliberal Fujimori ha anunciado que convocará fuerzas políticas a una coalición que incluirá solo a quienes defenderán al llamado Una economía social de mercado y una constitución neoliberal aprobada por el gobierno de línea dura de su padre (1990-2000). el ex presidente Alberto Fujimori.

A quien no le interesa la búsqueda de gobernar por consenso es Hernando de Soto, calificado por los expertos como neoliberal y proestadounidense, quien, con su simple autosuficiencia, declaró que podría implementar las reformas (neoliberales) previstas. sin entenderlos. otras fuerzas.

El candidato de la “barriga suplente” (un partido pequeño con registro oficial), De Soto le aseguró que no consideraba necesario presentar sus fondos al Parlamento, sino gobernar por decreto.

“El 98% de las leyes nacionales son creadas por el ejecutivo. Puedo hacer todas las reformas inmediatas sin la necesidad de una conciliación del Congreso, dijo, y señaló que no tendría tiempo para tratar con la legislatura.

Mendoza, Fujimori y De Soto forman un sexteto de candidatos que se encuentran en un sorteo técnico múltiple y tienen la oportunidad de tomar los dos primeros lugares y así ser elegibles para competir por la presidencia en la segunda vuelta, el próximo 6 de junio.

Los otros tres aspirantes, la populista Yonha Lescano, el neoliberal y exfutbolista George Forsyth, y el ultraderechista Rafael López Aliaga, no comentaron sobre el grave problema.

Santiago de Chile, 5 de abril de 2021
El Federal Online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *