Israel se convierte en el primer país en inocular una tercera dosis

El Presidente Piñera firmó este lunes -en una ceremonia en La Moneda-el proyecto de ley corta de pensiones, que será enviado al Congreso Nacional, donde deberá ser debatido y votado bajo la categoría de “discusión inmediata”, debido a que involucra el sistema de pensiones.

El Mandatario destacó que se trata de una iniciativa que apunta a ser “una buena noticia para nuestros adultos mayores”, ya que “hace dos años atrás fortalecimos el pilar solidario y esa reforma está plenamente vigente, y permitió mejorar la pensión básica solidaria y el aporte previsional solidario en un 50%, y benefició a 1,7 millones de adultos mayores, los más vulnerables”.

Respecto a la nueva iniciativa, explicó que “nuevamente fortalece nuestro sistema previsional en tres direcciones: incrementa la pensión básica solidaria a $178.958 mensuales y así aseguramos a todos nuestros adultos mayores una pensión que está por sobre la línea de la pobreza”.

Además, sobre los últimos puntos comentó que también se contempla un nuevo crecimiento del pilar solidario “que hoy beneficia al 60% de la población y lo vamos a ampliar para que beneficie al 80% de la población. Esto significa que vamos a llegar con este beneficio a la clase media”, mientras que también serían incluidos más de 500 mil adultos mayores a los beneficios.

Finalmente, informó que “recogiendo el problema de las lagunas previsionales, ampliamos la cobertura del seguro de lagunas previsionales a todos los beneficiarios del seguro de cesantía, y así vamos a reducir significativamente el problema de tantas personas que por tener lagunas previsionales, no logran acceder a una pensión con dignidad”.

“El costo de este proyecto en régimen va a alcanzar a cerca de 1.100 millones de dólares, aproximadamente un 0,33% de nuestro PIB, y dado que este es un proyecto que significa gastos permanentes, el proyecto también incorpora un financiamiento permanente a través de la reducción o eliminación de un conjunto de exenciones o franquicias tributarias que no se justifican y que están relacionadas con las ganancias de capital en el mercado bursátil, los créditos de IVA de empresas constructoras, los beneficios de vivienda DFL2 a aquellos que tienen más de dos viviendas, las exenciones a los servicios y a los impuestos a la herencia y donaciones relacionadas a los seguros de vida”, cerró Piñera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *