Todo comenzó con un mensaje escrito por el Papa Francisco I al presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, el cardenal Rogelio Cabrera López, con motivo del centésimo día de la independencia de México.
.
Permítanme mencionar gran parte de la controvertida carta del titular de la Ciudad del Vaticano, para que no haya problemas con el contexto. Los párrafos de desacuerdo son los siguientes:
.
  • .“Me uno a la alegría de esta celebración” [el bicentenario de la independencia] Y al mismo tiempo, espero que este aniversario especial sea una buena oportunidad para fortalecer nuestras raíces y confirmar los valores que las construyen como nación. [la cursiva está incluida en el documento original firmado por Jorge Mario Bergoglio desde su sede en San Juan de Letrán, Roma].
  • .«Para fortalecer las raíces –El Papa sigue escribiendo– Es imperativo releer el pasado, teniendo en cuenta tanto las luces como las sombras que han moldeado la historia del país. Esta mirada retrospectiva implica necesariamente el proceso de purificación de la memoria, es decir, el reconocimiento de errores muy dolorosos cometidos en el pasado. Por eso, en diversas ocasiones, tanto mis predecesores como yo hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todos los actos y omisiones que no contribuyeron a la evangelización. En la misma perspectiva, no podemos ignorar las acciones que se han cometido en los últimos tiempos contra los sentimientos religiosos cristianos de gran parte del pueblo mexicano, provocando así un profundo sufrimiento.
.
Eficientemente, Papa Juan Pablo II En 1992, pidió perdón a República Dominicana por “los abusos cometidos por la falta de amor de aquellas personas que no pudieron ver a Dios Padre en sus hermanos e hijos nativos”. Y su sucesor Benedicto XVI Lo mismo hizo en 2007 durante un viaje a Brasil, señalando que “la memoria del pasado glorioso no debe ignorar las sombras que acompañaron la labor de evangelización del continente latinoamericano: el sufrimiento y las injusticias que los colonizadores causaron a los pueblos indígenas”. , a menudo pisoteados por sus derechos humanos básicos, no deben ser olvidados “.
.
Que significa todo esto? Bueno, no es nada nuevo que la máxima autoridad católica del mundo pedir disculpas por crímenes cometidos en nombre de Dios durante la conquista del continente americano hace más de cinco siglos. Esta actitud no debería sorprendernos, ya que el arrepentimiento y el perdón son parte del ADN de los cristianos católicos.
.
Sin embargo, el mensaje papal provocó una fuerte ola de protestas en España entre los políticos más conservadores, especialmente el opositor Partido Popular (PP). Su líder líder, Pablo Casado, se negó a “pedir perdón” por los pecados del pasado y soltó una frase que sonaba chovinista, es decir, chovinista: “Desde España, no tenemos que pedir perdón, pero hay que agradecer a la historia común que en mi opinión fue el mayor hito de la Humanidad”. después de Roma, Hispanidad ”, subrayó Casado. El debate también se intensifica sobre cuándo exactamente la celebración del 12 de octubre, la fiesta nacional de España como el Día de América Latina que conmemora el descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492, está a la vuelta de la esquina.
.
Casado se incorporó al coro de voces que, como parte de su formación, por ejemplo, el presidente de la Comunidad de Madrid, Izabela Díaz Ayuso, también criticó a Bergoglio:
.
“Me sorprende que un católico de habla hispana hable de esta manera sobre una herencia como la nuestra”. fue usado sólo los españoles, ya través de las misiones el catolicismo, y por ende la civilización, la libertad, al continente americano.

.

En la misma línea, pero incluso con sarcasmo, se puso de pie otro pro popular, José María Aznar, presidente del gobierno español de 1996-2004. Aznar se burló abiertamente del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, más conocido como AMLO, quien ha insistido en varias ocasiones en que las autoridades españolas se disculpen por los excesos cometidos por los conquistadores. AMLO no se dejó engañar por la provocación de Aznar.

La fuerte reacción del PP, en cuyas filas abundan los católicos practicantes, avergonzó a los propios obispos españoles. El portavoz de la Conferencia Episcopal Española y Obispo Auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, mostró su decepción en la rueda de prensa, al considerar que los comentarios de aquellos días eran “de un titular elaborado sin leer el documento”.

Luego, ¿Cómo explica toda esta gran confusión? Mucho de esto se debe a la situación política altamente polarizada que atraviesa España en la actualidad. Casado, cuyo partido acaba de celebrar su congreso anual, vive en una constante campaña electoral y está intentando recuperar su escaño para derrocar la dirección de Pedro Sánchez, con mayoría socialista, pero no lo hace recogiendo votos de izquierda del PP sino por la pesca a su derecha, atrayendo partidarios de la formación ultraconservadora Vox, muy propensa al español y a los discursos racistas.
.
Algunos medios de derecha en Madrid han interpretado la carta de Francisco como una señal de que la Iglesia católica está de acuerdo con el “revisionismo histórico” propagado por AMLO, aunque no lo sea.
.
La prensa de extrema derecha aprovechó la oportunidad para atacar nuevamente al Papa argentino sin dudarlo. Pedro de Tena, que suele trabajar para libertaddigital.com, escribió hace unos días que “este Papa se está convirtiendo en un extraño icono que es aplaudido por ateos, comunistas y antihispánicos y que es cada vez más ignorado o despreciado por muchos liberales y conservadores españoles”. personas. “Católicos.
.
No hay duda de que se intensifica la campaña de calumnias contra Francisco I, de la que muchos se alegran, quizás porque es demasiado moderno y reformista, quizás porque no es genuinamente español.

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO CUMPLE NECESARIAMENTE CON LA JUSTIFICACIÓN

Francisco Herranz – Desarrolló su carrera profesional en el diario El Mundo, donde fue corresponsal en Moscú (1991-1996), redactor jefe de Editorial Internacional y y editor, especialista para Europa del Este y colaborador en varias publicaciones especializadas, desde 2010 Ha sido profesor en la Maestría en Periodismo- El Mundo de la Universidad San Pablo-CEU.


Fundación del diario La Razón es una organización sin ánimo de lucro con el objetivo de “promover el desarrollo de la buena práctica periodística y promover la libertad de expresión, opinión e información desde una perspectiva de derechos humanos”. Tiene su sede en Santiago de Chile.


Entrada Autor: Francisco Herranz | Política y conservadurismo en la campaña de difamación contra el Papa Francisco publicado por primera vez en larazon.cl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *